Archivo de la etiqueta: cruz roja

Día Mundial de la Asistencia Humanitaria 2017

Desde hace trece años, cada 19 de agosto se conmemora el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, instituido por la Asamblea General de Naciones Unidas coincidiendo con el aniversario del ataque al cuartel general de la ONU en Bagdad (Iraq) ocurrido en el año 2003.

El Día Mundial de la Asistencia Humanitaria que este año se celebra con el lema “La población civil no es objetivo”.

Día Mundial de la Asistencia Humanitaria

Cada vez más, los conflictos se cobran la vida de muchas personas en todo el mundo. Atrapados en guerras que no han causado, millones de civiles se ven obligados a esconderse o huir para salvar sus vidas. Los niños dejan la escuela, las familias abandonan sus hogares y las comunidades se despedazan, mientras el mundo no hace lo suficiente para detener ese sufrimiento.

Por su parte, el personal cooperante, trabajadores humanitarios, y cada vez con más frecuencia y presencia Trabajadores Sociales, ponen sus vidas en peligro para atender a las víctimas de la violencia, que se convierten cada vez más en objetivo de los ataques.

Según el Comité Internacional de Cruz Roja (CICR) en los últimos setenta años, las principales víctimas de la guerra han sido los civiles. Por ello, la protección de la población civil durante los conflictos armados es un pilar del Derecho Internacional Humanitario (DIH).

Derecho Internacional Humanitario

No sólo las personas están protegidas, sino también los bienes públicos y privados. El derecho internacional humanitario define y protege a los grupos más vulnerables, como las mujeres, los niños y las personas desplazadas.

Durante la Segunda Guerra Mundial, y en muchos otros conflictos desde entonces, la población civil ha sido la principal víctima de la guerra. Si bien es cierto que siempre han sufrido en épocas de guerra, el brutal impacto de la Segunda Guerra en la población civil, donde se perpetraron exterminios en masa, ataques indiscriminados, deportaciones, tomas de rehenes, saqueos y detenciones en campos de concentración, los afectó profundamente. La reacción de la comunidad internacional fue la adopción del IV Convenio de Ginebra en 1949.

Destrucción de las ciudades durante la Segunda Guerra Mundial

Antes de esa fecha, los Convenios de Ginebra protegían a los heridos, los enfermos, los náufragos y los combatientes capturados. El “convenio de los civiles” daba cuenta de los cambios en la naturaleza de la guerra al establecer la protección jurídica de toda persona que no perteneciera a las fuerzas armadas o a grupos armados. La protección también alcanzaba a los bienes de carácter civil. Fue reafirmada más tarde con la adopción de los Protocolos Adicionales de 1977 a los Convenios de Ginebra de 1949.

Conforme al DIH, los civiles que se encuentran bajo el poder de fuerzas enemigas deben recibir un trato humano en todo momento, sin distinciones de índole desfavorable. Deben estar protegidos contra todas las formas de violencia y tratos degradantes, incluidos el homicidio y la tortura. Asimismo, tienen derecho a un juicio justo, con las debidas garantías procesales.

La protección de los civiles abarca a quienes les brindan asistencia, en particular las unidades sanitarias y los organismos humanitarios o de socorro que distribuyen artículos esenciales como alimentos, ropa e insumos médicos. Las partes beligerantes deben permitir el acceso a esas organizaciones. En particular, el IV Convenio de Ginebra y el Protocolo adicional I exigen que los beligerantes faciliten el trabajo del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Si bien el DIH protege a todos los civiles sin distinción alguna de índole desfavorables, se menciona en especial a determinados grupos. Las mujeres y los niños, los ancianos y los enfermos son sumamente vulnerables durante una guerra. Lo mismo puede decirse de quienes abandonan sus hogares y pasan a ser desplazados internos o refugiados. El DIH prohíbe el desplazamiento por medio de la intimidación, la violencia o la hambruna.

Población desplazada

Muchas personas se ven obligadas a alejarse de sus familiares durante un conflicto armado. Los Estados deben tomar las medidas necesarias para evitar ese tipo de situaciones y para volver a reunir a quienes han debido separarse de los suyos, proporcionando la información necesaria y facilitando las actividades de búsqueda.

La protección de los civiles establecida en los Convenios de Ginebra y los Protocolos adicionales es amplia. En los últimos sesenta años, el problema ha radicado en la aplicación de esos instrumentos del derecho internacional humanitario. Ni los Estados ni los grupos armados no estatales han cumplido adecuadamente con sus obligaciones a este respecto. En consecuencia, los civiles han sufrido muchísimo en casi todos los conflictos armados.

En algunos conflictos, se ha apuntado específicamente a los civiles, quienes han sido víctimas de terribles atrocidades. Esto se habría evitado de haberse respetado el principio fundamental de los Convenios de Ginebra, a saber, el respeto por la persona humana. Por esa razón, el CICR continúa instando a los Estados a que respeten y hagan respetar los principios del derecho internacional humanitario, sobre todo en lo relativo a la protección de la población civil.

Según el Informe del Secretario General de la ONU de 2016 sobre la protección de los civiles en los conflictos armados, se observaron circunstancias similares, en distintos grados.

En el noreste de Nigeria y los países de la cuenca del Lago Chad hubo denuncias de violaciones y abusos cometidos por Boko Haram y en el contexto de las operaciones gubernamentales de contrainsurgencia. En una de las peores formas de reclutamiento forzado, Boko Haram utilizó a 30 niñas y niños para realizar atentados suicidas en la cuenca del Lago Chad.

Regiones bajo la amenaza de Boko Haram

En Sudán del Sur, la protección de los civiles siguió deteriorándose, sobre todo a partir de julio. Entre los incidentes denunciados figuraron las ejecuciones extrajudiciales, los secuestros, la violencia sexual y las restricciones a la libertad de circulación por ambas partes en el conflicto. En noviembre, el Asesor Especial para la Prevención del Genocidio advirtió del riesgo de genocidio en Sudán del Sur. El genocidio no ocurre de la noche a la mañana; es un proceso que lleva tiempo de preparación. Por lo tanto, puede ser evitado. Tenemos la responsabilidad compartida de hacer todo lo que esté a nuestro alcance para evitar el riesgo y por ello exhorto al Consejo de Seguridad a que adopte medidas decisivas.

Los niños siguieron pagando un alto precio en los conflictos. En varios conflictos, como los del Afganistán, el Iraq, la República Árabe Siria, Somalia, Sudán del Sur y Yemen, siguió habiendo muy numerosas violaciones contra los niños, en particular asesinatos y mutilaciones, que fueron documentadas por el mecanismo de vigilancia y presentación de informes sobre violaciones graves contra los niños en situaciones de conflicto armado. El reclutamiento y la utilización de niños por fuerzas y grupos armados también siguió siendo un motivo de gran preocupación, pues hubo un aumento significativo de casos en la República Centroafricana, la República Árabe Siria y Somalia.

Destrucción de una escuela en Siria

Preocupa particularmente el efecto perjudicial de los conflictos en la educación. El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) estima que 246 millones de niños viven en zonas de conflicto, y muchos de ellos se ven privados de la educación cuando sus escuelas son destruidas, utilizadas con fines militares o clausuradas por motivos de seguridad o porque los maestros han huido.

En Afganistán, casi la mitad de los niños en edad de escolaridad primaria no concurren a la escuela. En Sudán del Sur, casi el 60% de esos niños no van a la escuela y en las zonas afectadas por el conflicto 1 de cada 3 escuelas ha sido clausurada.

El mecanismo de vigilancia y presentación de informes comprobó que 41 escuelas del Afganistán eran utilizadas por el ejército y en Sudán del Sur se registraron 21 casos nuevos de escuelas utilizadas con el mismo fin. En la República Democrática del Congo, se verificaron 51 ataques contra escuelas, más del doble de la cifra de 2015.

La educación de las niñas siguió viéndose seriamente afectada a causa de las amenazas o los ataques contra maestras y alumnas en el Afganistán, el Iraq, Malí, Nigeria y la República Árabe Siria. Insto a todos los Estados Miembros a que refrenden la Declaración sobre Escuelas Seguras, un compromiso internacional para proteger a las escuelas y universidades contra los ataques y evitar su utilización con fines militares en un conflicto.

Esta situación tan perjudicial en el ámbito de la educación, pone en riesgo el cumplimiento en ciertos países del cuarto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible:

Objetivos de Desarrollo Sostenible – ODS

Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos, pero a su vez afecta al cumplimiento de otros de los Objetivos marcados como son:

Objetivo 1: Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo

Objetivo 5: Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas

Con la celebración de este día mundial se pretende concienciar y reflexionar sobre la protección y el respeto  al Derecho Internacional Humanitario y los Derechos Humanos, así como la protección de los civiles, incluidos los trabajadores humanitarios y sanitarios, y las obras y edificios públicos.

Si quieres leer sobre los post de años anteriores, puedes acceder pulsando en los siguientes enlaces:

Trabajo Social y Refugiados en el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria 2016

Día Mundial de la Asistencia Humanitaria y Trabajo Social 2015

Día Mundial de la Asistencia Humanitaria ¿qué es lo que más necesita al mundo 2014

Muchas gracias por tu atención y como suele ser habitual se agradecen los comentarios.

Puedes suscribirte al blog, pulsando el botón “seguir” que aparece en la parte inferior derecha, indicando tu dirección de correo electrónico.

Referencias:

Día Mundial de la Asistencia Humanitaria – ONU

Objetos y personas protegidas por el DIH: Civiles – CICR

Informe del Secretario General de la ONU de 2016 sobre la protección de los civiles en los conflictos armados

Objetivos de Desarrollo Sostenible

Día Mundial de la Asistencia Humanitaria

Imagen Derecho Internacional Humanitario

Segunda Guerra Mundial

Regiones bajo amenaza de Boko Haram

Escuela en Siria

Desplazados

Anuncios

Primeros delegados internacionales y respuesta de Cruz Roja Española durante la guerra Franco-Prusiana

En estos días se cumplen los 153 años de la fundación de Cruz Roja Española y apenas con seis años de existencia y en pleno periodo de organización en todo el territorio a través de las comisiones provinciales y locales, en 1870 decidió dar respuesta y aportaciones a la terrible situación que se estaba dando como consecuencia de la guerra franco prusiana de 1870 – 1871.

Guerra Franco Prusiana

Aunque la situación en España no era muy boyante en aquel momento, ya que una epidemia de peste asolaba las provincias de levante, Cruz Roja Española se hizo eco de las peticiones que se recibían de los Comités de Ginebra, Francia, Prusia y otras naciones, celebrando una sesión extraordinaria el 2 de agosto de 1870 tomándose el acuerdo de publicar un manifiesto recabando la ayuda en favor de los heridos de la guerra.

En aquel entonces, las damas de la Cruz Roja se especializaron en abrir suscripciones en todos los pueblos de España, en pedir y recoger prendas de abrigo, víveres y material sanitario que mitigara las necesidades de las personas afectadas por la contienda.

Aunque el término “Cooperante” parezca reciente y de uso más generalizado en los últimos años, en el ámbito de Cruz Roja / Media Luna Roja solemos utilizar el término de “Delegada o delegado”.

Las personas cooperantes por lo general son profesionales que trabajan en un país en desarrollo, tanto en el ámbito del desarrollo como en el de la Acción Humanitaria al servicio de una organización o entidad promotora de la cooperación Internacional.

En el caso de Cruz Roja, con apenas seis años de existencia en 1870, ya envió a sus primeros cooperantes, destacando la labor de los pioneros, D. Fernando de Castro, y de D. Nicasio Landa, que poco después de declarada la guerra se desplazaron al lugar de conflicto para colaborar y mediar respectivamente con sus conocimientos y habilidades.

Nicasio Landa que ya contaba con una dilatada experiencia y participación en reuniones internacionales y que había estado presente en la primera reunión que supuso la Fundación de la Cruz Roja en Ginebra en 1863, tenía como misión poner de acuerdo a las Asambleas de los Comités de socorro alemán y francés para organizar la ayuda que llegaría desde España.

Doctor Nicasio Landa, Fundador de Cruz Roja Española

El cometido de Fernando de Castro estaba más orientado a la colaboración en los hospitales y centros sanitarios de Cruz Roja.

Cooperante de Cruz Roja Española Fernando de Castro

La presencia de estas dos personas en la primera intervención de Cruz Roja Española en un conflicto internacional, supone un hito con la presencia de “delegados internacionales” en la zona de conflicto.

Organización de los servicios

El personal de socorro voluntario, se dividía en dos categorías: enfermeros y médicos.

Fue tal el ofrecimiento de personal de enfermería de los países beligerantes, que no fue necesario utilizar a los de los países neutrales, pero si fue necesario personal médico especialmente por la parte francesa.

Enfermería en 1870

Los requisitos exigidos por la parte prusiana, indicaban que el personal aspirante tendrían conocimientos de la lengua alemana y la autorización “ad hoc” del gobierno de su país de origen, visado por el agente diplomático de la Confederación del Norte. Además trabajarían sin sueldo en un Hospital de Manheim durante 15 días, hasta ponerse al corriente de las reglas del servicio, y, una vez transcurrido este tiempo, y declarados aptos en la prueba, pasarían a ocupar un puesto en los Hospitales de segunda línea del Ejército alemán.

La respuesta a ese manifiesto o “Llamamiento” de Cruz Roja española no se hizo esperar y en seguida se hicieron patentes en metálico como en especie.

Distintas personalidades y entidades hicieron pública sus aportaciones y suscripciones en metálico y podemos destacar las efectuadas por Anastasio Carrillo de Albornoz, Concepción Arenal, la Academia Científica Literaria de la Juventud católica de Madrid, la Diputación Provincial de Madrid etc.

Mientras que desde la Comisión de señoras de Pontevedra se anunciaba la aportación por cada una de las asociadas de media libra  de hilas y dos reales mientras durase la guerra. La Comisión de señoras de La Coruña envió una caja conteniendo hilas, paños y cigarros con destino a los heridos.

El Comité de Navarra encabezó sus suscripciones con 2.000 reales, llegando a recaudar más de 12.194 reales, a lo que hay que añadir la organización de conciertos pro damnificados.

La Comisión Provincial de Huelva, una de las primeras en constituirse, encabezó otra suscripción con 500 reales.

La Comisión Provincial de Guipúzcoa abrió una suscripción, y este es el desglose de los 13.837 reales recaudados.

Desglose de la recaudación efectuada por la Cruz Roja de Guipúzcoa

Finalizada la guerra, hubo un reconocimiento explícito por parte de la Cruz Roja francesa, con el envío de una carta de agradecimiento y con la concesión de trece “cruces” a modo de condecoraciones, que fueron entregadas a diversas comisiones provinciales así como a distintas personalidades, por su contribución a la labor humanitaria durante la guerra.

Muchas gracias por tu atención y como suele ser habitual se agradecen los comentarios.

Puedes suscribirte al blog, pulsando el botón “seguir” que aparece en la parte inferior derecha, indicando tu dirección de correo electrónico.

Referencias:

Cooperantes

Cruz Roja Española, Boletín Oficial Agosto 1942

Foto Guerra Franco Prusiana

Foto Fernando de Castro

Historia de la Cruz Roja Española, Clemente, J.C. 1986 (54 – 59)

Imagen Enfermería

Captación de fondos para paliar las consecuencias de la Primera Guerra Mundial

Entre los años 1914 y 1918 tiene lugar la Guerra Europea, también conocida como Gran Guerra o la Primera Guerra Mundial #1GM.

Cruz Roja Internacional, en aquellos tiempos contaba con apenas 51 años de existencia estuvo abrumada ante la magnitud de las cifras de bajas. Los muertos, heridos, desaparecidos y prisioneros de guerra se contaban por cientos de miles.

Ante la impotencia e incapacidad de los servicios de sanidad militar de los países involucrados, gracias al trabajo de Cruz Roja y a sus propios recursos se lograron en aquellos años de contienda paliar muchas de esas grandes deficiencias.

Se enviaron libros a los prisioneros de la guerra, se envió tabaco, material médico, ropa, se tramitaron cartas, postales, documentos, se enviaron paquetes con víveres y se efectuaron giros postales con envío de dinero.

Para hacer frente a esa cantidad ingente de gastos, se promovieron las donaciones privadas por parte de particulares y además hubo que agudizar la imaginación organizando diversos actos como partidos de fútbol, tómbolas, rifas, funciones de teatro, etc.

Algunos de los ejemplos fueron:

Partido de fútbol benéfico

Campo de fútbol del Real Madrid en 1917

El 25 de mayo de 1917 tuvo lugar en el campo del Real Madrid, en la zona de O’Donnell, un partido benéfico a favor de Cruz Roja, organizado por la Junta de Distrito de Congreso de la Cruz Roja de Madrid.

Para dar realce a este partido, acudió la Familia Real en pleno.

Ese año, el Real Madrid se había proclamado campeón de Liga unos días antes y el rival con el que se disputó este partido benéfico fue la Real Sociedad de San Sebastián.

Para incentivar la competitividad en juego en este partido amistoso estuvieron en juego once copas de plata.

Las alineaciones de los equipos fueron:

Real Madrid: Somoza, Erice, Múgica, Álvarez, Machimbarrena, Aranguren (E.), De Miguel, Sansinenea, Petit (R.), Petit (J.) y Aranguren (S.)

Equipo del Real Madrid de 1917

Real Sociedad: Eizaguirre, Serra, Arrate, Montes, Valverde, Bautista, Imaz, Arrate, Barrena, Olegario y Arrillaga.

Equipo de la Real Sociedad de San Sebastián de 1917

Árbitro: Sr. Larrañaga

Como solía ser habitual en la época, también hubo servicios preventivos a cargo de una sección de la Tercera Ambulancia de la propia organización.

Al día siguiente, la prensa se hacía eco del evento. Y este es un ejemplo.

Periódico La Constancia de San Sebastián – 26 de mayo de 1917

Pintor José Moreno Carbonero

Pintor José Moreno Carbonero

Uno de los más eminentes artistas de España de la época, José Moreno Carbonero, entregó a las embajadas de Alemania y Austria-Hungría, el cuadro Ruinas de Numancia, cuyo producto de venta se destina a los heridos alemanes y austrohúngaros, con el deseo de cooperar en lo posible en el alivio de los sufrimientos de la guerra.

La papeletas para optar a la rifa de esa obra de arte, eran por valor de diez pesetas.

El resultado en metálico de lo recaudado fue íntegramente remitido a las Cruz Roja de dichos países.

Embajada de Gran Bretaña en España

El día 24 de mayo de 1917 tuvo lugar en la Embajada de Gran Bretaña en Madrid una rifa de los más de 700 regalos recopilados para la tómbola organizada por Lady Hardinge, mujer del Embajador, en esa sede diplomática a beneficio de la Cruz Roja Inglesa.

Teatro Benavente

En el Teatro Benavente de Madrid se organizaron los días 9 y 16 de marzo de 1917 dos concurridísimas representaciones teatrales, y el valor de lo recaudado fue remitido a la Cruz Roja francesa.

Barcelona

El 1 de julio de 1918 tuvo lugar en Barcelona, organizada por la esposa del Cónsul general de Alemania de aquella ciudad, una gran tómbola en el que se sortearon infinidad de regalos, fijándose el precio de los boletos en una peseta. Los beneficios de este acto fueron enviados a la Cruz Roja de los imperios centrales.

Cádiz

Teatro Principal de Cádiz

En el Teatro Principal de Cádiz tuvo lugar el 12 de junio de 1918 un festival a beneficio de la Cruz Roja de los imperios centrales, en las que se exhibieron películas que narraban la crueldad de la contienda tanto en tierra como en mar. No se fijó el precio de la entrada, sino que había una bandeja en el vestíbulo del recinto para depositar “la voluntad” por parte de las personas que asistieron. Tal fue el éxito de esta iniciativa que se hubo de repetir.

Muchas gracias por tu atención y como suele ser habitual se agradecen los comentarios.

Puedes suscribirte al blog, pulsando el botón “seguir” que aparece en la parte inferior derecha, indicando tu dirección de correo electrónico.

Referencias:

La Cruz Roja, revista mensual ilustrada. Números 180 Junio 1917 y 193 Julio 1918.

Historia de la Cruz Roja Española, Clemente, J.C. 1986 (63 – 69)

Campo de Fútbol Real Madrid 1917

Equipo del Real Madrid 1917

Equipo de la Real Sociedad 1917

Teatro Principal de Cádiz

La batalla de Oroquieta, primera actuación de Cruz Roja Española en una acción bélica

El 4 de mayo de 1872, hace exactamente 145 años, que Cruz Roja Española, con poco más de siete años de existencia, se bautizaba dando respuesta humanitaria en una acción bélica enmarcada en la Tercera Guerra Carlista.

Hay que recordar que en aquel año de guerra solamente estaba en vigor el Primer Convenio de Ginebra, que indica que todas las personas que no participen en las hostilidades, incluidos los miembros de las fuerzas armadas que hayan depuesto las armas y las personas puestas fuera de combate, serán tratadas con humanidad, sin distinción alguna.

Sobre la tierra de Oroquieta (Navarra)

los carlistas tuvieron 38 muertos, 10 heridos y 749 prisioneros, la mayoría de ellos sin haber podido empuñar un arma, por no poseerla. Por parte del bando “amadeista” se registraron 6 muertos y 26 heridos.

El doctor Nicasio Landa, impulsor de la fundación y creación de Cruz Roja Española, propuso a la Comisión de Navarra el texto de una “alocución” para su aprobación a modo de llamamiento a la población general sobre las consecuencias de un conflicto bélico y haciéndose eco de la vigencia del Primer Convenio de Ginebra efectúa una arenga para asistencia a los heridos.

Doctor Nicasio Landa, Fundador de Cruz Roja Española

El texto íntegro de su alocución es:

“Hermanos: La más terrible calamidad, el más cruel azote, la guerra y guerra civil amenaza caer sobre nuestras cabezas, y el lúgubre estruendo de los fusiles, pregonero de muerte y exterminio, viene a turbar el silencio de nuestras  montañas. Pronto, quizás centenares, tal vez millares de infelices tendidos en nuestros campos pedirán auxilio con doliente voz: ¡quién podrá desoírla! ¡Quién podrá pararse a mirar si el desgraciado cuya sangre se escapa a borbotones llevaba en su cabeza el ros o el kepis, la boina o el gorro frigio! No: que todos son hermanos nuestros, que a todos debemos igual piedad, y por eso para socorrerlos pedimos el concurso de todos, sin excepción de opiniones ni colores políticos.

Queremos afirmar el principio de la fraternidad allí donde va a ser más violado: queremos que entre tantos horrores como pueden prepararse haya también grandes consuelos: queremos que el par de sangrientas hazañas puedan contarse caritativas proezas: queremos que con el vapor de la sangre derramada en fratricida lucha, llegue también como una expiación al trono del Eterno, el tributo de bendiciones que siempre sabe ganar la caridad cristiana. Si vosotros lo queréis también, venid y este propósito se habrá logrado, y Navarra seguirá el noble ejemplo de caridad que en sus últimas guerras nos han dado los pueblos de los Estados Unidos y de Alemania.

En nuestra primera alocución decíamos hace siete años: “nuestra obra es obra de caridad y solo por los impulsos del corazón se rige” obedeced, pues al que sentís en estos momentos y ayudadnos. Que nada os detenga en tan buen propósito, porque “quien hace lo que puede, sea poco o seas mucho, ha hecho lo que debe” “un puñado de hilas, una moneda, un manojo de lienzo, una botella de vino, un canastillo de fruta” logran en ciertos casos el valor incalculable que tiene un vaso de agua para los labios  de un sediento. Ese caso ha llegado y por eso os pedimos hoy cualquiera de esos donativos: dad, pues para esos infelices y pedid también para ellos, repitiendo por todos los hogares de Navarra el grito de ¡SOCORRO A LOS HERIDOS!”

Una vez que se tuvo noticia de la Batalla de Oroquieta, se acordó el envío de un grupo de cirujanos y auxilios de toda clase para asistir a los heridos por la comisión provincial de socorros de la Cruz Roja de Navarra.

Asistencia humanitaria en la guerra por parte de Cruz Roja

El equipo del doctor Nicasio Landa funcionó a la perfección. Cuando llegaron a Oroquieta se aprestaron a asistir a los heridos que estaban entre montones de paja, donde yacían, y les proporcionaron curas, abrigo, comida y lecho.

La respuesta al llamamiento y alocución de Nicasio Landa no se hizo esperar y por parte de la Sección Central de Señoras se efectuó un primer envío de socorro consistente en un cargamento de hilas, vendajes, ropas y remedios.

Importantes personalidades de la época como la condesa de Espoz y Mina, Concepción Arenal y otras hicieron donaciones de varios cientos de reales para contribuir a sufragar los gastos.

Los envíos de donativos y socorros se sucedieron, pero lo importante fue que, a raíz de esta primera intervención, se empezaron a formar Comisiones de Cruz Roja en muchos puntos donde transcurrían estos conflictos armados y por lo tanto la presencia de la organización fue extendiéndose paulatinamente.

Muchas gracias por tu atención y como suele ser habitual se agradecen los comentarios.

Puedes suscribirte al blog, pulsando el botón “seguir” que aparece en la parte inferior derecha, indicando tu dirección de correo electrónico.

Referencias:

La Caridad en la Guerra. Boletín Oficial de la Asociación para Socorro a heridos en campaña y luchas civiles. Número 26 Mayo 1872.

Historia de la Cruz Roja Española, Clemente, J.C. 1986 (pags.63 – 69)

Nicasio Landa

Asistencia sanitaria en la guerra

El mandil Landa

Libros para los prisioneros de la Primera Guerra Mundial

Entre los años 1914 y 1918 tiene lugar la Guerra Europea, también conocida como Gran Guerra o la Primera Guerra Mundial #1GM.

Cruz Roja Internacional, en aquellos tiempos contaba con apenas 51 años de existencia estuvo abrumada ante la magnitud de las cifras de bajas. Los muertos, heridos, desaparecidos y prisioneros de guerra se contaban por cientos de miles.

Ante la impotencia e incapacidad de los servicios de sanidad militar de los países involucrados, gracias al trabajo de Cruz Roja y a sus propios recursos se lograron en aquellos años de contienda paliar muchas de esas grandes deficiencias.

El mérito principal residió en el respeto con que fue considerada tanto por las autoridades como por el personal civil de todos los países beligerantes.

Hay que recordar que en aquellos años de guerra solamente estaban en vigor el Primero y Segundo de los Convenios de Ginebra, que indica que todas las personas que no participen en las hostilidades, incluidos los miembros de las fuerzas armadas que hayan depuesto las armas y las personas puestas fuera de combate, serán tratadas con humanidad, sin distinción alguna.

Las peticiones que hacían los prisioneros de guerra eran de lo más variadas, desde tabaco (ver entrada Envío de tabaco a prisioneros de la Primera Guerra Mundial) hasta que se les enviasen libros, víveres, alimentos, prendas de abrigo, periódicos y otros productos a sus centros de internamiento y detención. Esta situación tan variopinta en su momento provocó la regulación por parte de las autoridades militares y aduaneras de los artículos que se permitían enviar y los que no (ver entrada Artículos prohibidos para el envío a prisioneros de la Primera Guerra Mundial).

Las peticiones de libros llegaban desde distintos campos de prisioneros de distintos países y  continentes, como por ejemplo desde Alemania; Isla de Man; Rusia; Reino Unido, Barbados; Suiza, Egipto, Austria, etc.

La mayoría de las peticiones eran referidas a libros de gramática castellana para poder continuar con el estudio de la lengua y poder leer otros textos. También solicitaban diccionarios, libros de poesía, novelas, revistas y textos de autores como Calderón de la Barca, Benito Pérez Galdós, etc.

Los prisioneros de guerra de distintas nacionalidades y profesiones (estudiantes, comerciantes, marineros, etc.), en su cautividad indican y manifiestan su interés por el estudio del idioma español, e incluso en el Campo de internamiento de Katzenau (Austria) se menciona la creación de una Universidad Popular para los más de 3.000 internos.

A continuación se transcriben textualmente algunas de las peticiones:

Petición de libros de prisionero de la Primera Guerra Mundial desde la Isla de Man
Petición de libros de prisionero de la Primera Guerra Mundial desde Barbados
Petición de libros de prisionero de la Primera Guerra Mundial desde Alemania
Gramática castellana de 1915
Petición de libros de prisioneros de la Primera Guerra Mundial desde Katzenau (Austria)
Episodios Nacionales de Benito Pérez Galdós
Petición de libros de prisionero de la Primera Guerra Mundial desde Suiza
La vida es sueño de Calderón de la Barca
Petición de libros de prisionero de la Primera Guerra Mundial desde Katzenau (Austria)
Petición de libros de prisionero de la Primera Guerra Mundial desde Inglaterra
Petición de libros de prisionero de la Primera Guerra Mundial desde Vladivostok (Rusia)
Petición de libros de prisionero de la Primera Guerra Mundial desde Sidi Bishr (Egipto)
Petición de libros de prisionero de la Primera Guerra Mundial desde Inglaterra
Ejemplar de la Revista Blanco y Negro de 1917

Muchas gracias por tu atención y como suele ser habitual se agradecen los comentarios.

Puedes suscribirte al blog, pulsando el botón “seguir” que aparece en la parte inferior derecha, indicando tu dirección de correo electrónico.

Referencias:

La Cruz Roja. Revista Mensual Ilustrada. Órgano oficial de la Asamblea Suprema Española. Números 191 Mayo 1918 y 192 Junio 1918.

Historia de la Cruz Roja Española, Josep Carles Clemente 1986

Gramática castellana 1915

Revista Blanco y Negro 1917

La vida es sueño de Calderón de la Barca

Episodios Nacionales

Artículos prohibidos para el envío a prisioneros de la Primera Guerra Mundial #1GM

Entre los años 1914 y 1918 tiene lugar la Guerra Europea, también conocida como Gran Guerra o la Primera Guerra Mundial #1GM.

Cruz Roja Internacional, en aquellos tiempos contaba con apenas 51 años de existencia estuvo abrumada ante la magnitud de las cifras de bajas. Los muertos, heridos, desaparecidos y prisioneros de guerra se contaban por cientos de miles.

Ante la impotencia e incapacidad de los servicios de sanidad militar de los países involucrados, gracias al trabajo de Cruz Roja y a sus propios recursos se lograron en aquellos años de contienda paliar muchas de esas grandes deficiencias.

El mérito principal residió en el respeto con que fue considerada tanto por las autoridades como por el personal civil de todos los países beligerantes.

Eran muchas las peticiones que hacían los prisioneros de guerra, para que se les hiciese llegar todo tipo de materiales y productos, pero también había ciertas restricciones para admitir lo que se podía enviar y lo que no.

Carta de 1918

El 19 de abril de 1918  se publicaban una serie de productos restringidos o prohibidos que a continuación se transcribe:

“Se nos comunica que en los paquetes expedidos de Suiza se prohíbe terminantemente que contengan: lana pura o manufacturada, miel de abejas, manteca, huevos, carnes y embutidos (a no ser en conserva y en botes de hojalata), sémolas, productos de la avena, legumbres, maíz, harinas, quesos, bujías, arroz, jabón, aceites, grasas y pastas alimenticias, azúcar, patatas, medicamentos, alcohol de menta y leche condensada.

Se previenen también que los paquetes no contengan alcohol en ninguna forma, ni comestibles que puedan deteriorarse, ni periódicos: estos últimos ni aún siquiera como embalaje.

Diario de Cádiz de 1918

Por acuerdo entre los gobiernos francés y alemán el pan se excluye absolutamente de los paquetes postales.

Los envíos que, por un motivo cualquiera, sea el que sea, no pueden ser devueltos ni entregados al prisionero a quien vayan dirigidos, se distribuirán de oficio a los prisioneros indigentes de la misma nacionalidad que el destinatario primitivo.

También están temporalmente prohibidos todo envío a los soldados que combaten en los frentes o están en los lazaretos.

Por Real orden de nuestro Ministerio de Hacienda de 19 de abril publicada en la Gaceta de Madrid del día siguiente, página 201, queda prohibido en absoluto toda exportación de tabaco elaborado subsistiendo las prohibiciones de exportar aceite, azúcar, arroz, legumbres, harina de trigo y todos sus derivados y compuestos (pastas para sopa, galletas, etcétera), aceitunas al natural, carnes, embutidos y manteca de cerdo, maíz y otra porción de géneros que no pueden incluirse en los paquetes postales. Hasta hoy, se admite el café, te cacao, chocolate, leche condensada, manteca de vacas, pescados secos y en conserva, mermeladas, galletas de postre, caldos y sopas “Maggi” frutas secas, confituras, etc.”

Con todas esas limitaciones y regulaciones, la entonces Oficina Central de Cruz Roja Española, el 31 de marzo de 1918 hacía balance de todo lo que se había logrado tramitar, y a continuación se detalla:

Balance de envíos del mes de marzo de 1918 de Cruz Roja Española a los prisioneros de la Primera Guerra Mundial

Si es de tu interés, puedes consultar este enlace para leer sobre el envío de tabaco desde México a Suiza que aun estando prohibido en su momento fue autorizado por razones humanitarias y para hacer llegar a los prisioneros de la Primera Guerra Mundial.

Muchas gracias por tu atención y como suele ser habitual se agradecen los comentarios.

Puedes suscribirte al blog, pulsando el botón “seguir” que aparece en la parte inferior derecha, indicando tu dirección de correo electrónico.

Referencias:

La Cruz Roja. Revista Mensual Ilustrada. Órgano oficial de la Asamblea Suprema Española. Números 190 Abril 1918 y 191 Mayo 1918

Historia de la Cruz Roja Española, Clemente, JC 1986

Carta de 1918

Periódico de 1918

Sopas Maggi

Envío de tabaco a prisioneros de la Primera Guerra Mundial #1GM

Entre los años 1914 y 1918 tiene lugar la Guerra Europea, también conocida como Gran Guerra o la Primera Guerra Mundial #1GM.

Cruz Roja Internacional, en aquellos tiempos contaba con apenas 51 años de existencia estuvo abrumada ante la magnitud de las cifras de bajas. Los muertos, heridos, desaparecidos y prisioneros de guerra se contaban por cientos de miles.

Ante la impotencia e incapacidad de los servicios de sanidad militar de los países involucrados, gracias al trabajo de Cruz Roja y a sus propios recursos se lograron en aquellos años de contienda paliar muchas de esas grandes deficiencias.

El mérito principal residió en el respeto con que fue considerada tanto por las autoridades como por el personal civil de todos los países beligerantes.

Una de las peticiones que hacían los prisioneros de guerra, era que se les enviase tabaco a sus centros de internamiento y detención.

De esta petición de los prisioneros se hizo eco el Delegado General de Cruz Roja Española en México y logró reunir una buena cantidad de cajetillas de tabaco de México, Cuba y Estados Unidos para su envío y distribución a través de Cruz Roja.

Fábrica de Tabaco El buen tono. México

Para poder materializar esta aparente sencilla gestión hubo de organizarse una compleja operación logística de transporte y también de trámites de exención del pago de impuestos, tal y como se expresa en esta resolución de la Dirección General de Aduanas que se transcribe en su integridad:

Expediente número 526 de 1918.

Por el Ministerio de Hacienda se ha comunicado a este Centro Directivo con fecha 18 de marzo último la siguiente Real orden:

“Ilmo. Sr.: Vista la instancia que dirige a ese Centro Directivo la Comisaría Regia de la Cruz Roja Española, manifestando que con el fin de atender las numerosas peticiones de tabaco que hacen a dicha entidad los prisioneros de guerra de las distintas naciones beligerantes, el Delegado general de la Cruz Roja Española en Méjico, concibió el proyecto de reunir la mayor cantidad posible de cigarrillos para obsequiar a los citados prisioneros

Ficha de un prisionero de la Primera Guerra Mundial #1GM del CICR – ICRC

y las Compañías y fabricantes de Méjico, Cuba y los Estados Unidos, han hecho numerosos regalos, de los que anuncia aquel Delegado el envío de varias cajas que en un vapor que ha debido zarpar de Veracruz el 15 de febrero último,

Imagen del Barco Vapor Reina Victoria

vienen consignadas a Santander, de donde tiene el proyecto la Comisaría solicitante de llevar la expedición por mar a Pasajes, para de allí enviarlas a Hendaya con objeto de remitirlas al Comité Internacional de la Cruz Roja en Ginebra, encargada del reparto;

Ruta del envío de tabaco desde Veracruz (México) hasta Ginebra (Suiza) para los prisioneros de la Primera Guerra Mundial #1GM

por lo que se solicita se den las órdenes oportunas a fin de que se autorice el desembarco y depósito en la Aduana de Santander, de la indicada remesa y su libre tránsito hasta Hendaya con todas aquellas precauciones y garantías que se juzguen oportunas.

Considerando que si bien las ordenanzas de Aduanas legislan en sentido restrictivo en cuanto se refiere a la importancia y tránsito de tabacos tomando determinadas medidas para esta clase de operaciones y llegando hasta prohibir el transbordo de dicha mercancía, desde luego se observa que dicha legislación es apropiada en tiempos normales y para las operaciones de comercio realizadas por los particulares; y que en modo alguno pudieron tenerse en cuenta al estatuirla, las actuales circunstancias y los múltiples incidentes que con motivo de ellas suscitan, en los que ha habido, en muchos casos, que dispensar el cumplimiento de preceptos legales terminantes que antes o después del conflicto europeo no pudieron ni pueden dispensarse.

Considerando que el caso que expone la Asamblea Suprema de la Cruz Roja Española por medio de su Comisario regio es uno de dichos casos, pues no puede menos de darse facilidades a una institución tan humanitaria que sirve al mismo tiempo en esta ocasión de portavoz y cumplidora del desprendimiento y deseo de los fabricantes y entidades que ofrecen el obsequio a las víctimas del actual conflicto europeo sin distinción de nacionalidad: razón por la que no puede vislumbrarse la menor intención de fraude, lo que no implica que la Administración pueda tomar las medidas necesarias, a fin de evitar que durante el transporte y por personas ajenas a tan honorifica entidad pudiera producirse algún hecho punible.

Su Majestad el Rey (q. D. g.) se ha  servido disponer se permita el tránsito y transbordo de la remesa de tabaco que la Delegación de Cruz Roja Española en Méjico envía a la Comisaría regia de la Asamblea Suprema en España, cuyo envío ha de llegar a Santander para ser conducido a Pasajes y de este punto a Hendaya para de allí continuar el Comité Internacional de la Cruz Roja en Ginebra: debiendo precintarse los bultos que compongan la expedición en la Aduana de Santander, en la que permanecerán debidamente custodiados hasta su salida, así como en las de Pasajes e Irún: bien entendido que esta disposición no podrá invocarse como precedente para casos análogos, pues se dicta estimando solo las condiciones y circunstancias excepcionales que concurren en la importación de que se trata y sin que el consignatario quede exento del cumplimiento de lo que determina el párrafo segundo del artículo 178 de las ordenanzas de Aduana respecto al tránsito de tabaco, ni la Aduana de documentarla expedición reglamentaria.

Lo que traslado a V. E. para su conocimiento y efectos consiguientes.

Dios guarde a V. E. muchos años.

Madrid, 5 de abril de 1918

P.O., Vincenti.

Excmo. Sr. Presidente de la Cruz Roja Española. Madrid”

Muchas gracias por tu atención y como suele ser habitual se agradecen los comentarios.

Puedes suscribirte al blog, pulsando el botón “seguir” que aparece en la columna derecha, indicando tu dirección de correo electrónico.

Referencias:

La Cruz Roja. Revista Mensual Ilustrada. Órgano oficial de la Asamblea Suprema Española. Número 190 Abril 1918

Historia de la Cruz Roja Española, Josep Carles Clemente 1986

Barco Vapor Reina Victoria

Fábrica de Tabaco en México

Ficha de prisionero

Vuelta al cole solidaria y Promoción del éxito escolar

El comienzo del curso escolar es una época de dificultad añadida para las familias con bajos ingresos o situación de pobreza o exclusión social.

En los últimos años, los elevados índices de desempleo, unidos a la menor cobertura de los Servicios Públicos y ayudas sociales derivados de las políticas de austeridad, están afectando a importantes capas de la población, fragilizando la situación de las familias más vulnerables y creando riesgo de pobreza y exclusión en otras que antes se encontraban en una situación normalizada.

Recortes en becas y subida del precio del material escolar, multiplican las dificultades de las familias para afrontar el coste del retorno a las aulas.

Según el Boletín de Vulnerabilidad Social nº 11 de Cruz Roja Española

Boletín Vulnerabilidad Social Cruz Roja
Boletín sobre vulnerabilidad social de Cruz Roja Española nº 11

la pobreza infantil afecta al 92 % de las personas atendidas por la institución.

los hogares con baja o nula intensidad de empleo ascienden al 34.7 % lo que significa que todos los miembros en edad de trabajar se encuentran en situación de desempleo.

la media de ingresos se sitúa en los 565,4 € al mes; el 17 % de las personas atendidas carecen de ingresos y el 7 % de nuestros usuarios tiene ingresos inferiores a 300 €.

los problemas de vivienda afectan a un 21,9 % de las personas encuestadas. Aumentan el número de personas que han perdido su casa (14,3 %); las que viven en la calle, en pisos ocupados o en infraviviendas (6,1 %) y las que se han tenido que ir a vivir con otras personas de la familia (5,7%)

la salud ocupa el segundo lugar entre las problemáticas destacadas por las personas encuestadas. El 42 % señala dificultades en este ámbito. Sube 10,5 puntos porcentuales respecto a 2013.

Según la Encuesta de Condiciones de Vida 2015 del INE, (y teniendo en cuenta los ingresos de 2014) la tasa de riesgo de pobreza se situó en el 22,1% de la población residente en España, frente al 22,2% registrado el año anterior, lo que significa que estas familias, al menos padecen una de estas situaciones:

  • Hogares con ingresos por debajo del umbral de pobreza
  • Hogares con todos los miembros en edad activa en desempleo
  • Hogares en los que se experimenta privación material

La privación material supone no poder hacer frente a gastos imprevistos; no poder comer alimentos con proteínas tres veces por semana; no poder encender la calefacción en invierno; no poder ir de vacaciones, etc.

El contexto actual fragiliza la situación de las familias que ya se encontraban en situación de vulnerabilidad y coloca en riesgo a niños y niñas que antes podrían vivir en contextos socioeconómicos seguros y normalizados o no. Uno de los ámbitos en los que se evidencia este riesgo es el ámbito educativo: las familias en situación de pobreza están priorizando necesidades, como el pago de gastos relacionados con el hogar (alquileres, hipotecas, gastos de luz, agua, comunidad) y la alimentación, quedando las necesidades vinculadas a la enseñanza postergadas y haciendo imposible la adquisición de libros de texto, material y equipamiento escolar (libros, ropa, zapatos), la participación en actividades de ocio,  o en actividades extraescolares etc.

Entre la población que atiende Cruz Roja, la tasa de riesgo de pobreza o exclusión es del 83,7 %. Las familias manifiestan que su principal preocupación es llegar a fin de mes. La  pobreza y las situaciones carenciales que vemos en hogares con niños están entre las principales preocupaciones de Cruz Roja por dos motivos:

  • Los niños y las niñas son seres en desarrollo, por lo que resulta fácil entender el efecto que tiene cualquier tipo de privación (económica, alimentaria, educativa) en la infancia. Ellos no pueden esperar.
  • Niños y niñas son personas dependientes y carecen de autonomía para cubrir sus propias necesidades.

Las situaciones de pobreza y privación material se relacionan con un menor rendimiento académico, no solo debido a una nutrición inadecuada o a la imposibilidad de afrontar los gastos del material escolar, sino también por las dificultades de muchos padres para apoyar a sus hijos en el proceso, por razones relacionadas con la inestabilidad y la precariedad laboral, la falta de espacios adecuados para el estudio en muchas viviendas hacinadas, etc.

También conviene reflejar que estas situaciones dificultan la igualdad de oportunidades y provocan en los niños la sensación de ser diferentes, de no tener las cosas que otros pueden tener.

Desde el inicio de la crisis, el número de usuarios y la demanda en Cruz Roja Española ha aumentado de una forma muy significativa. En 2007, en los Programas Sociales se atendía a casi 850.000 personas y durante el año 2014, esta cifra pasó a más de 2.521.810 de personas vulnerables en sus diferentes programas sociales, lo que supuso un incremento en siete años de triplicar al número de personas participantes y el incremento de un 8% respecto a la población atendida en 2013.

De estas personas, 717.643 se encuentran en situación de extrema pobreza y exclusión social y 39.486 son menores en dificultad social.

Cruz Roja Española en los últimos años desde el comienzo de las crisis en la que nos vemos inmersos ha tenido una serie de iniciativas en todos sus ámbitos territoriales como son:

la activación y convocatoria del “Fondo de Solidaridad” en los años 2009 – 2010 y 2010 – 2011 y ante la magnitud que adquiría la crisis y el incremento del número de usuarios,

Llamamiento “Ahora más que nunca”, en mayo de 2012 para la atención de 300.000 nuevos usuarios. Este Llamamiento incluye entre otros el proyecto de “Promoción del éxito escolar de niños y niñas en dificultad social”, dirigido a menores que presentan necesidades específicas de apoyo educativo, fracaso escolar, absentismo o dificultades específicas de aprendizaje.

Infografía sobre el proceso de la Campaña Vuelta al cole solidaria de Cruz Roja
Infografía sobre el proceso de la Campaña Vuelta al cole solidaria de Cruz Roja

También en los últimos tiempos han proliferado distintas iniciativas por parte de distintos tipos de organizaciones y asociaciones de todo tipo.

Las iniciativas solidarias que se llevan a cabo, consisten en campañas de varios días de duración, en diferentes lugares de la geografía en la que se realiza una recogida planificada de material escolar, material, con el que se elaboran unos lotes homogéneos para su entrega a los niños y niñas de las familias más vulnerables.

Por citar algún ejemplo, algunas de estas campañas son las que se lleva a cabo en:

  • Madrid. Cruz Roja de Madrid en colaboración con  Metro de Madrid y el Consorcio Regional de Transportes #UnFuturodeColores que en 2016 cumple su quinta edición.

    Vuelta al cole solidaria. Un futuro de colores
    Campaña Un futuro de colores de recogida de material escolar. Metro y Cruz Roja de Madrid
  • Vitoria – Gasteiz (Álava). Cruz Roja de Álava en colaboración con el Centro E.Leclerc  de Vitoria-Gasteiz, por tercer año consecutivo.

    Campaña de recogida de material escolar E.Leclerc en Vitoria (Álava)
    Campaña de recogida de material escolar E.Leclerc en Vitoria (Álava)
  • A nivel nacional, Cruz Roja Española en 172 establecimientos Carrefour; en 142 localidades, de 43 provincias de todas las Comunidades Autónomas, #Vueltaalcolesolidaria con la Fundación Solidaridad Carrefour que este año cumple su octava edición.

Mapa con la geolocalización de todos los establecimientos comerciales participantes en la Campaña Vuelta al cole solidaria

La dinámica de estas iniciativas suele ser similar. Se identifica el material escolar prioritario necesario y se establecen una serie de puntos de recogida de dicho material. Uno de los requisitos fundamentales, es que este material tiene que ser completamente nuevo.

Con el material recopilado, equipos de voluntarios, mayoritariamente pertenecientes a Cruz Roja Juventud elaboran una serie de lotes o mochilas escolares, que son entregados a las familias vulnerables que participan en los proyectos de Cruz Roja, de forma y manera que se permita iniciar el curso escolar a niños y niñas en igualdad de condiciones.

Estas familias vulnerables, tienen un seguimiento por parte de los equipos de Trabajadores Sociales adscritos a los distintos proyectos en los que participan a través del Plan Personalizado de Intervención, establecido tras la acogida y el diagnóstico de la situación de la familia usuaria que ha supuesto el inicio del proceso de trabajo de Cruz Roja con la familia.

En 2015, gracias al éxito de la edición #Vueltaalcolesolidaria, con las aportaciones por valor de más de 553.340 € de los clientes de los establecimientos Carrefour y con la donación de 121.000 € de la Fundación Solidaridad Carrefour, Cruz Roja Española ha podido distribuir más de 21.000 lotes de material escolar a otros tantos niños y niñas.

Infografía Vuelta al cole solidaria organizada por Cruz Roja Española y la Fundación Solidaridad Carrefour del 2 al 4 de septiembre de 2016
Infografía Vuelta al cole solidaria organizada por Cruz Roja Española y la Fundación Solidaridad Carrefour del 2 al 4 de septiembre de 2016

Es importante señalar y destacar, que aunque a veces lo más visible y lo más difundido a través de los medios de comunicación y redes sociales, es la convocatoria en si los días de donación o recogida del material, que hay una planificación anterior y posterior y que la entrega de lotes de material escolar es una más de las actividades integrales que se llevan a cabo, pero no la única, dado que lo que se persigue es la Promoción del Éxito Escolar en su sentido más amplio.

Para Cruz Roja Española reviste especial importancia el proceso de entrega de prestaciones y en particular la del material escolar que nos ocupa. El respeto a la dignidad e intimidad de las personas que solicitan la ayuda son algunos de los criterios por los que se rigen estas entregas.

Atender estas necesidades básicas y materiales o apoyar y facilitar el acceso a que la persona / familia puedas satisfacerlas son algunas de las principales estrategias que toda acción dirigida a cambiar estas realidades debe adoptar.

Cruz Roja realiza entrega de bienes para atender temporalmente estas carencias y, con ello, eliminar sus efectos de los procesos de exclusión y vulnerabilidad en los que se ven involucradas las personas.

Estas entregas permiten paliar temporalmente necesidades personales de naturaleza básica o necesidades particulares de las personas y forman parte de una acción integral y personalizada que persigue apoyar y empoderar a sus usuarios para salir de las situaciones de exclusión y vulnerabilidad.

Por último, te invito a que visualices el vídeo promocional de la campaña.

Muchas gracias por tu atención y  como suele ser habitual, se agradecen tus comentarios. Puedes suscribirte o seguir el blog, pulsando el botón “seguir” en la columna derecha.

Referencias:

Infografías: Garbiñe Larralde

Cruz Roja Española: Memorias anuales 2007 a 2014

Boletín de Vulnerabilidad Social número 11

Cruz Roja Juventud

Instituto Nacional de Estadística INE

Proyectos agrícolas en Kosovo. Reparación de tractores

Este es un segundo post de José Mas Asturias  sobre su experiencia y misión en Kosovo.

Cooperante José Mas Asturias
Cooperante José Mas Asturias

José que es Ingeniero Agrónomo por la Universidad de Lérida directamente fue seleccionado para identificar y gestionar proyectos en el terreno. Hoy regenta las bodegas Mas Asturias.

En esta entrada, dividida en tres partes, José, nos cuenta sus primeros pasos en Cooperación y nos explica los detalles pormenorizados para el éxito del proyecto que ha gestionado.


Tal y como te anticipaba en la entrada anterior, Proyectos de Rehabilitación post conflicto en Kosovo en el que te contaba el contexto de Kosovo, mi proceso de selección y preparación, en esta ocasión voy a hablarte del proyecto en sí.

En primer lugar, debo comentar que la respuesta de la comunidad internacional al conflicto de Kosovo fue impresionante.

Por citar un ejemplo, incluso la red de emisoras de la Cadena 40 Principales organizó en su segunda edición de “Principales Solidarios” el 16 de diciembre de 1999 en el Palacio de los Deportes de Madrid, un concierto solidario bajo el eslogan Hoy tocamos por los refugiados de los Balcanes, que contó con las actuaciones de La Oreja de Van Gogh, Joaquín Sabina, Hevia y Celtas Cortos.

Por la cantidad de dinero que se donó y por la cantidad de organizaciones que se desplazaron. Hubo momentos en que creo que había más expatriados extranjeros y trabajadores locales trabajando en la reconstrucción del país, que población local. Y proyectos muy importantes. De hecho hubo momentos que hasta era difícil coordinar tanta actividad y tantos proyectos.

Había que reconstruir todo un país en todos sus facetas, desde las infraestructuras, servicios, el propio gobierno,….Y creo que al ser casi vecinos nuestros, la respuesta fue enorme.

El proyecto en concreto en el que participé,  estaba enmarcado en el Llamamiento integrado y revisado efectuado por el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y Media Luna Roja en respuesta a la situación en  los Balcanes de 1.999 y la parte que a mi me afectaba y correspondía consistía en la organización de la reparación de maquinaria agrícola, sobre todo tractores.

Estos habían sido quemados por el ejército Serbio, en su camino de retirada.  Utilizaron una especie de líquido inflamable que destruye rápidamente la máquina. El nivel de daño de estos es variado, desde completamente quemados, hasta algunos donde solo les faltan las ruedas y alguna pieza. Algunos habían sido tirados por barrancos y había que sacarlos.

Para la zona, que es mayormente rural y agrícola, el tractor es muy importante al tratarse de su elemental medio de vida.

Tractor habitual en Kosovo
Tractor habitual en Kosovo

Kosovo, era una provincia Serbia muy poco desarrollada, a pesar de ser parte de Europa. Creo que se nota tantos años de comunismo. Estos tractores eran una maquinaria un poco anticuada, de los años 60 y 70, de la marca IMT, Massey Ferguson, fabricados en Serbia.

Este proyecto es uno más dentro de la actuación global de Cruz Roja Española (CRE) en Kosovo. Otros de los proyectos desarrollados fueron:

  • la reconstrucción de escuelas en toda la zona con unos resultados impresionantes y una población agradecidísima,
  • la reconstrucción integral del pequeño pueblo de Lesane,
  • la rehabilitación, equipamiento de varios centros de salud y capacitación de su personal en temas de emergencia médica y equipamiento de una red de comunicaciones.

Como suele ser habitual en estos escenarios “post conflicto” hay que decir que a medida que avanza la actuación y presencia de las distintas agencias y organizaciones, y que una vez que el país recobra una cierta normalidad, los proyectos pasan de ser de reconstrucción / rehabilitación, a proyectos más de desarrollo, y generadores de ingresos para la población local, como por ejemplo, la instalación de un centro de procesamiento de leche y reparto de ganado

Meses antes de la actuación en Kosovo en sí, CRE había tenido un papel importante en la gestión y organización y puesta en marcha de los campos de refugiados que se instalaron en  Hamallaj – Durres (Albania).

De hecho, algunos de los primeros cooperantes presentes en Kosovo, procedían del campo de refugiados de Albania, como el Jefe de Misión José Luis Pascual.

Así que puede decirse que Cruz Roja estuvo presente desde el principio hasta el final.

Primera fase del proyecto

La primera parte del proyecto, y esa era la parte por la que me mandaron a mí al principio, fueron tres meses de evaluación de necesidades,

más concretamente se visitaron más de 1.000 familias en la comuna de Suhareka (Suva Reka en serbio)  , y se evaluó el daño el sus tractores. De entre estos 1.000 tractores, se identificó quienes eran las familias más vulnerables, (solo se quería reparar la maquinaria de los casos más necesitados, y para ello trabajamos con la Cruz Roja local de Suhareka, que conocía la situación de cada familia) y se redactó lo que sería el proyecto, con su calendario de actuación, presupuesto, lo más detallado que se pudo. Este proyecto se presentaría a diferentes donantes, para ver si lo aprobaban y daban los fondos, y en caso afirmativo habría que ponerlo en marcha.

Esta primera fase hay que decir que es más un trabajo de buena selección de los beneficiarios, y evitar posibles picarescas, pues muchas familias, aun disponiendo de medios para arreglarse ellos los tractores por sí mismos, querían estar incluidos en el proyecto.

Teníamos casi un trabajo de investigador. Hay que decir que muchas familias que viven en Kosovo tienen familiares en países como Alemania o  Suiza, y estos tienen una buena situación económica. A pesar de que todos sufrieron los desastres de la guerra, CRE debía ayudar y priorizar a las familias más vulnerables.

Al final de estos tres meses, el proyecto fue presentado, aprobado, se encontró la financiación a través de UE y la AECI (hoy AECID).

Ya se podía pasar a su puesta en marcha.  Al final se trataba de un proyecto de más de dos millones de euros, con más de quinientos tractores a reparar y un equipo humano, casi todo local, de más de cincuenta personas. Yo fui el elegido para seguir con el proyecto.

También tenía el apoyo en la zona de un jefe de misión español, y de un gestor, que controlaba los gastos y facturas. Y teníamos un año, para poder realizarlo. Era todo un reto y muy emocionante.

Este proyecto tenía la particularidad como hemos dicho que era delegado del CICR a CRE. Lo que significa que la titularidad del mismo era de nuestra organización internacional y su gestión había sido cedida a Cruz Roja Española. Yo estuve siempre bajo “el paraguas” del CICR, a nivel de infraestructura, oficinas, alojamiento, etc en Prizren.

CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=95594
Vista de Prizren

Para mi fue más enriquecedor poder estar con expatriados de todo el mundo, que si hubiese estado exclusivamente con otros compatriotas.

Segunda fase del proyecto:

Se instalaron  6 talleres de mecánica y uno de electricidad, un poco repartidos por toda la comuna de Suhareka.

Todos los talleres eran locales, ya existentes, y CRE les apoyó en su rehabilitación, pues también  habían sido dañados. Y en ellos trabajaron cuarenta  mecánicos también locales.  Y creamos un equipo de control de tres personas que debían supervisar que las reparaciones se hicieran bien. Se buscaron los proveedores de las piezas originales para la maquinaria, se negociaron los precios.

Debo resaltar dos puntos importantes a la hora de implementar un proyecto:

El primero es que hay que utilizar  el dinero como si fuera nuestro, de una forma rigurosa y transparente. Hay que ser muy eficaz y muy eficiente con el dinero y justificar hasta el último céntimo.

Y el segundo, y eso también lo encontramos en la fase de evaluación, hay que conseguir llegar al destinatario más necesitado y vulnerable. Por mucho que cueste. Al final mi trabajo allí fue, aparte de  gestionar este grupo humano de más de cincuenta personas y los dos millones de euros, un trabajo de supervisión muy detallado, verificando que las familias seleccionadas fueran las correctas y adecuadas que se habían establecido en los criterios.

Como conclusión del proyecto, al final se arreglaron los 500 tractores, seguramente había muchas cosas que se podían haber hecho mejor, pero creo que el resultado fue aceptable. Se llegó a los más vulnerables y las reparaciones fueron correctas.

De hecho algunos años más tarde, los tractores siguen funcionando.  Se adquirió mucha experiencia, que luego se utilizó en otro proyecto similar, pero esta vez en la comuna de Malishevo.

Y este, con la experiencia del anterior, si que fue un rotundo éxito, donde todas las etapas estaban muy bien definidas, se centralizó todo en un gran taller de referencia, la selección del personal fue mejor, en fin, que como suele ser habitual, la experiencia no tiene precio.

La Cruz Roja Noruega visitó nuestro proyecto, se lanzó a realizar uno similar en otra zona.

Este relato será completado con un tercer post sobre el significado para mí de trabajar para una organización como Cruz Roja; relación con el personal nacional y valoración de mi experiencia personal.

Gracias por tu atención y como suele ser habitual, agradezco tus comentarios.

Proyectos de rehabilitación post conflicto en Kosovo

El equipo balcánico de Cruz Roja fue creciendo a medida que las necesidades en el terreno aumentaban, especialmente tras último episodio de las guerras balcánicas recientes, como fue el conflicto en Kosovo. Al igual que ocurriera con mi colaboradora Beatriz Valbuena, y con Iñaki Sainz de Rozas Pertejo, otro de los cooperantes que se unió al equipo, fue José Mas Asturias

José que es Ingeniero Agrónomo por la Universidad de Lérida directamente fue seleccionado para identificar y gestionar proyectos en el terreno. Hoy regenta las bodegas Mas Asturias.

Cooperante José Mas Asturias
Cooperante José Mas Asturias

En esta entrada, dividida en dos partes más (Proyectos agrícolas en Kosovo. Reparación de Tractores y Valoración final), José, nos cuenta sus primeros pasos en Cooperación y nos explica los pasos pormenorizados para el éxito del proyecto que ha gestionado.

Su proyecto se enmarca dentro del Llamamiento integrado y revisado efectuado por el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y Media Luna Roja en respuesta a la situación en  los Balcanes de 1.999 y que puedes consultar a continuación.


Experiencia de un cooperante de Cruz Roja en un proyecto de Cooperación Internacional.

En este post no pretendo elaborar una descripción amplia del proyecto realizado, con sus diferentes etapas (identificación, formulación, ejecución y evaluación) y todos sus componente, pues sería demasiado reductivo de lo que es una experiencia en cooperación e interesante solo en una pequeña parte. Lo que me gustaría es explicar  muchos otros aspectos que también forman parte de una experiencia en cooperación internacional como la mía, y que son muy importantes e interesantes. Por ello será como una narración cronológica de todas etapas que yo viví, desde la entrevista de selección hasta mi continuación en el mundo de la cooperación, donde se intercalarán varios temas.  Espero que te resulte interesante, pues para mí lo fue y que también pueda servir para futuros cooperantes.

En la narración presentaremos como temas principales:

  • El contexto en que se desarrolló el proyecto, es decir la zona de Kosovo en el año 1999, justo un mes después de la salida del ejército y la población serbia,
  • El proyecto en sí (era un proyecto de reparación de Maquinaria Agrícola, proyecto delegado del Comité Internacional de la Cruz Roja a la Cruz Roja Española).
  • El significado de trabajar en una organización como Cruz Roja
  • La importancia del trabajo con una organización “contraparte” y con personal nacional.

Antes solo decir que para mí poder realizar este proyecto y tener esta experiencia fue algo único por muchas razones, que me marcó para siempre, tanta a nivel profesional como personal. Y cada vez que pienso en esos tiempos siento una emoción muy grande.  Fue una época de emociones fuertes, de mucha energía, éramos jóvenes e idealistas, preparados, e incluso en situaciones muy adversas podíamos con todo. En mi carrera posterior no he vuelto a sentir este ímpetu y estas ganas de hacer cosas. Y no solo era yo, era todo el equipo, desde los delegados en el terreno, hasta el los responsables de la oficina central en Madrid y los colegas del CICR presentes también en la zona. Hubo una gran comunión.

Mis inicios:

Tras mis estudios de Ingeniero Agrónomo en Lérida, y habiendo participado activamente en movimientos sociales como el 0,7%, marché en 1997, a hacer un voluntariado de 18 meses en Casamance, al Sur de Senegal, con la ONG Setem de Barcelona.

Consistía en apoyar a una organización de agricultores locales, AJAEDO, a elaborar proyectos, buscar financiación, pero sobre todo se trataba de poder darle una oportunidad a un europeo de tener primer contacto con el mundo humanitario, en un país en desarrollo. Coger experiencia, como se dice. Tras esta experiencia, una vez de regreso y mientras trabajaba en un vivero de planta ornamental en Girona, buscaba desesperadamente seguir en el mundo de la cooperación. Tenía muchas ganas de poder realizar proyectos de desarrollo, en zonas donde hiciera falta, pero esta vez con una organización con más medios, y que mi trabajo tuviera mayor impacto-

En realidad, me daba un poco igual el sitio, y la organización. Había muchas posibilidades, tuve entrevistas con Intermón para ir a Perú, con otras pequeñas ONG para varios destinos.

Los ingenieros agrónomos somos un perfil bastante buscado, y además hablaba Inglés y francés. Me sentía preparado y con muchas ganas. También hice varios cursos, e incluso estuve a punto de matricularme en algún Master prestigioso de ESADE o DEUSTO para formarme más en Cooperación.

En aquel proceso de búsqueda de oportunidades también dejé mi CV en Cruz Roja Española, por si en algún momento les hiciera falta un perfil como el mío para algún proyecto. Pero la verdad es que el envío del CV lo hice sin grandes esperanzas porque para mí Cruz Roja ya eran palabras mayores se trataba de una organización de “las grandes”.

Yo nunca había tenido ninguna relación con ellos. Al cabo de un tiempo me llamaron para una entrevista. Necesitaban a un ingeniero para realizar una evaluación de necesidades para un posible proyecto agrícola en Prizren,

Vista de Prizren
Vista de Prizren

pequeña ciudad al sur de Kosovo, con frontera casi con la Antigua República Yugoslava de Macedonia.

Inicialmente eran solo tres meses para la evaluación.  Era julio del 1.999, las tropas de la OTAN habían bombardeado Serbia, en concreto Belgrado, para forzar que el ejército serbio se retirara de la provincia de Kosovo, de mayoría albanesa, donde había indicios de que se estaba cometiendo atrocidades.

Me desplacé a Madrid desde Barcelona, y realicé la entrevista, no fue mal, pero vi  a varios candidatos esperando, y pensé que no me seleccionarían. Lo veía casi imposible, que me mandaran a mi, un “pipiolo” a una zona de postguerra, con un proyecto ya de envergadura.

Yo tampoco tenía tanta experiencia. Recuerdo todavía las preguntas, así como las personas que me entrevistaron: Sandra Calderón, Rafael Jato, y Gonzalo Istúriz. Me preguntaron si conocía el conflicto; cómo valoraba mi experiencia en Senegal; me hicieron hablar en Inglés, etc. Creo que algunas de las preguntas eran para ver si más o menos encajaba en el perfil de cooperante de la Cruz Roja. Es decir que me ajustara a los Principios Fundamentales de Cruz Roja y requerimientos de la organización.

Al cabo de muy poco tiempo, y todavía recuerdo el momento como si estuviera sucediendo ahora mismo, me llamaron, era sábado temprano por la mañana, y me comunicaron que había sido seleccionado. Que emoción, me iba a Kosovo, y de manera inmediata.

Todo lo que veía por la televisión, podría vivirlo, estar allí, y trabajar. Y si no lo hacía mal, allí empezaba mi carrera en el mundo de la cooperación.

Acepté si dudarlo, ni pregunté por el salario, ni por las condiciones, estaba disponible para irme al día siguiente.

Más adelante te das cuenta que la disponibilidad y la flexibilidad son dos palabras claves e innegociables si quieres trabajar en este mundo.

En menos de una semana  había pasado un “briefing” en la Oficina Central de Cruz Roja en Madrid, donde me explicaron toda la complejidad relativa el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, como está organizado, como actúa cada parte (Sociedades Nacionales, Comité Internacional y la Federación), y sobre todo los 7 Principios Fundamentales sobre los que se basa todo el Movimiento de Cruz Roja / Media Luna Roja.

Por la particularidad de mi proyecto, también tuve que pasar por la sede del Comité Internacional de Cruz Roja en Ginebra,  pues el proyecto dependía del Comité. Y desde allí me dirigí a Kosovo.

Era Agosto de 1.999. Llegaba a una zona completamente destruida, como las imágenes que se ven ahora de Siria. El ejército serbio, en su camino de retirada no había dejado nada en pie, desde las casas, edificios, maquinaria, pozos, carreteras. Era realmente impactante. Incluso la aldea más retirada e inaccesible había sido devastada por la acción del hombre, resultaba difícil de creer que alguien pueda dedicarle tanto tiempo a destruir. Eso me encontré la “política de tierra quemada o tierra arrasada”.

Vivienda y tractor destruidos en Kosovo. Política de "tierra quemada"
Vivienda y tractor destruidos en Kosovo. Política de “tierra quemada”

Te preguntabas con que material habían podido por ejemplo quemar la maquinaria, porque no parece fácil! Y había que reconstruir todo esto.

A toda aquella dantesca situación, podría añadir “el toque de queda” existente a partir de ciertas horas; las zonas completamente minadas, no podías circular fuera de las carreteras principales, ni adentrarte en sitios poco concurridos. Debo reconocer que la sensación de no pisar terrenos baldíos, abandonados, me duró varios años.

Mapa de Kosovo
Mapa de Kosovo

Solo para situarlo, Kosovo, era una provincia al sur de Yugoslavia. La población mayoritaria eran los albano kosovares, musulmanes, muy distintos a los eslavos serbios, con los que cohabitaron durante años. Bajo la Yugoslavia de Tito, se respetaron bastante, pero con la subida de Milosevic, las relaciones empeoraron. Y desde 1.998 la situación se agrava mucho, hasta obligar a la comunidad internacional a intervenir. Primero militarmente, para parar la destrucción, muertes, desaparecidos, que se lleva a cabo, mayormente de parte serbia, y después una vez el ejército serbio fuera de Kosovo, para reconstruir el país.

La zona, pasa a ser controlada por un gobierno internacional interino, mientras se forma un gobierno local, y la seguridad y control lo lleva a cabo las fuerzas de la OTAN a través de la misión llamada KFOR, donde intervienen varios ejércitos, el español incluido.

Pero en este país de destrucción, también encontramos un país donde se respiraba una sensación de libertad impresionante. Nunca he vuelto a sentir esa atmósfera y sensación que se respiraba. Para los albano kosovares se habían acabado veinte o treinta años de una situación muy difícil que en los últimos 10 habían degenerado mucho. Hay que decir que la población Kosovar había sido apartada de cualquier puesto de responsabilidad en el funcionamiento de la zona (universidades, médicos, escuelas) y no  muy bien tratada desde la llegada de Milosevic al poder. Y ya en 1.998 hubo un primer conflicto armado.

Si quieres saber más sobre el proceso de desintegración de la antigua República Federal Yugoslava, puedes consultar este excelente post de El orden Mundial.

Imagen El Orden Mundial Secesión de Yugoslavia

Gracias por tu atención y como suele ser habitual, agradezco tus comentarios.