Archivo de la etiqueta: competencias_digitales

Diigo como Marcador Social

Como parte de la actividades de la Unidad 2 del Mooc #CDigital_Intef se nos pide la creación de una lista de documentos, artículos o estudios sobre competencia digital.

Tengo la suerte de haberme familiarizado con el término “Marcador Social” tras mi participación en otros Mooc de Educalab como #EduPleMooc o #AbpMooc_Intef y de haberme iniciado en Diigo, que es el marcador que uso con más fracuencia.

Grupo TSyCD en Diigo

Diigo es un sistema de gestión de información personal basado en el concepto de nube y que incluye marcadores web, bloc de notas post-it, archivo de imágenes y documentos, así como la selección de textos destacados.

Yo he creado un grupo “Trabajo Social y Cooperación al Desarrollo” que es el que más entradas tiene y en el que se “cura” más información al ser el grupo con el contenido de la asignatura que imparto.

En mi caso, concibo el grupo como una “comunidad de aprendizaje de abajo arriba[1]” en la que todos sus integrantes con sus aportaciones de recursos definen y seleccionan las “etiquetas” de las “folcsonomías”. La folcsonomía por lo tanto, se va construyendo a medida que se van haciendo aportaciones a este grupo o comunidad y sirve para clasificar, organizar y buscar los recursos aportados por cualquiera de los integrantes.

Aprovechando la participación en #CDigital_Intef, también he creado otro grupo llamado “Competencia Digital Intef“, que he estrenado, curando un artículo llamado “Incompentencia Digital en la Escuela del Siglo XXI” que habla sobre la competencia digital de los docentes en España.

Competencia Digital Intef en DIIGO

[1] Ángel Fidalgo Cómo saber que tipo de red social utilizo para crear mi comunidad https://innovacioneducativa.wordpress.com/2015/02/04/como-saber-que-tipo-de-red-social-utilizo-para-crear-mi-comunidad/

Anuncios

El mentor mentorizado

Poco antes de empezar #EduPLEMooc, yo había participado en otro #Mooc, de grandísimo interés y de mucho nivel: #EscenariosTEC, organizado por la Universidad de Buenos Aires (Argentina) y tenía la sensación de no haberlo aprovechado del todo, tenía la sensación de haber desperdiciado una muy buena oportunidad.

 Quizás porque en #EscenariosTec, no había tenido la suerte de contar con la figura de un mentor, quizás porque los contenidos de ese otro Mooc me habían desbordado, quizás por la temporalización del curso, unas semanas antes de Navidad, lo cierto, es que aún habiendo disfrutado de aquella experiencia de aprendizaje tenía una extraña sensación de no haberle sacado todo su jugo.

Tras la resaca navideña, me entero de la opción #mentoresPLE como fórmula adicional de participación en #EduPLEMooc, y no lo dudo.

Mentores 1

 

Precisamente yo quería tener el nivel de autoexigencia y de motivación necesario para poder aprovechar bien esta nueva oportunidad que se me brindaba, pero también ser útil  a iguales y darles el empujoncito necesario para animarse y para que se inscribiesen en el curso.

Yo me considero un entusiasta de los MOOC, y parte de mi proceso formativo es no presencial, al haber estudiado en la Uned. Considero que tengo algo de experiencia en cursos on line y en la educación / enseñanza no presencial.

Con este razonamiento, me puse manos a la obra y empecé a pensar en las personas de mi entorno a las que le pudiera interesar participar en el curso, de acuerdo con las instrucciones que nos facilitaban desde la organización de #EduPLEMooc:

“1 Ama profundamente la educación y ser docente

 2 Es una persona capaz de comprometerse

 3 Ha mostrado alguna vez curiosidad por todo esto que tú ya haces: aprender en la Red, compartir recursos y trabajar de forma innovadora con las TIC en el aula”.

Una vez que pensé en aquellas personas que podrían reunir los requisitos, redacté un e-mail en el que daba algunos detalles sobre el inminente comienzo del curso; sobre mi ofrecimiento a mentorizar y sobre mi reciente experiencia en #EscenariosTEC.

Imagen

Envié este e-mail al menos a diez personas, tanto de Madrid como de otras ciudades, y la verdad es que me sorprendió la escasa respuesta. Solamente una persona, mi amigo Antonio, se interesó por el curso. A su vez, Antonio, al que animé a difundir la información de EduPLEMooc, me propuso a una colega suya, para mentorizar también, Marina.

Mentores 3

Interpreto que esta escasa (y sorprendente para mi) respuesta se debe a que no había capacidad de compromiso, por las múltiples ocupaciones en las que todos nos solemos encontrar en un momento determinado.

Fuera lo que hubiera sido, yo lo tenía claro, me apetecía ese papel de orientador, de guía para otros participantes e indirectamente de difusor del curso. Entendía que si hacía de mentor, yo mismo me involucraba en un proceso de aprendizaje propio, de acompañamiento. Por otra parte, con mi testimonio de experiencias anteriores, creía que podría contribuir a “desmitificar” los MOOC.

Consideraba al inicio del curso, y considero ahora que ando un poco justo de “competencias digitales”, pero también es verdad que tengo la firme voluntad de mejorar y aprender. Hacer de mentor, iba a suponerme que tuviera que esforzarme un poco más y tener una cierta capacidad de anticipación a la hora de comprender y enfrentarme a los retos semanales para poder echar una mano a mis mentorizados y para poder resolver alguna duda que se les presentaba.

Hemos utilizado la web como espacio virtual de aprendizaje, pero también hemos complementado con espacios y encuentros presenciales, apoyo telefónico, por e-mail e incluso por Whats App.

Mentores 2

 

Mentores 4

Mentores 5

Dado que las personas mentorizadas no han podido finalizar el curso, no ha habido incidencia sobre otras actividades del curso, ni compartido espacio en ninguna comunidad.

En este último sentido, si que debo reconocer que yo me he sentido mentorizado por Cristina Chandoha en la comunidad “Un PLE para primaria en contexto rural”.

También me he sentido mentorizado por David Álvarez, al que he tenido la posibilidad de consultar en privado a través del e-mail y de mensajes directos en Twitter, y por esa disponibilidad, quería agradecer su buena disposición.

Por último quiero hacer mención al artículo El mentoring nace en la Odisea, que me ha encantado leer y situarme sobre el origen de la función de mentor.