Rostock y Hamburgo, el gran puerto de Alemania

Este post, forma parte de un conjunto de entradas relativas al viaje por el Báltico en septiembre de 2016 en dónde de una forma muy sencilla y utilizando transporte público hemos tenido la oportunidad de viajar por Dinamarca, Alemania, Polonia, Letonia y Estonia.

Para leer sobre la etapa de Copenhague, pulsa aquí.

Para leer sobre la etapa de Lubeck, pulsa aquí.

Para leer sobre la etapa de Szczecin (Polonia), pulsa aquí.

Para leer sobre la etapa de Hamburgo y Rostock, pulsa aquí.

Para leer sobre la etapa de Gdansk y Castillo de Malbork pulsa aquí

Para leer sobre la etapa de Riga y Tallín pulsa aquí

Desde Lubeck fuimos a Hamburgo, el gran puerto de Alemania actualmente. El viaje se hace de una forma muy rápida y sencilla en los frecuentes trenes “regionales” o “intercities”.

Aquí los efectos de los bombardeos si fueron devastadores y no se han reconstruido. En la zona alrededor del lago se encuentra el impresionante Ayuntamiento

Ayuntamiento de Hamburgo
Ayuntamiento de Hamburgo

neorenacentista, una joya en sí misma, con su gran torre del reloj, sus tejados adornados con estatuas, el tejado de bronce, y el interior con una enorme sala de audiencias, y la sala abovedada del hall y el precioso patio con la fuente. Realmente es asombroso.

Detalle de la torre del Ayuntamiento de Hamburgo
Detalle de la torre del Ayuntamiento de Hamburgo

En sus alrededores han construido un barrio de tiendas de lujo y restaurantes muy agradable. La antigua iglesia de San Miguel, con su sala circular y conciertos de órgano es otro de los hitos de la antigua ciudad.

Vista general puerto de Hamburgo
Vista general puerto de Hamburgo

El puerto es muy interesante. Sorprende ver que el mayor puerto marítimo alemán no está en la costa sino en el río Elba, cuyo calado es tan profundo que permite que atraquen barcos de carga ¡a más de 150 km de la costa!

Puerto de Hamburgo
Puerto de Hamburgo

En el antiguo muelle, edificio neorenacentista y con vistas al puerto comercial, hay un montón de restaurantes donde comer mientras los barcos de recreo salen llenos de turistas a recorrer el puerto. Descubrimos por azar un inmenso túnel que cruza bajo el río, y al que se accede en unos inmensos ascensores para bajar vehículos en una gran obra de ingeniería de mediados del siglo XX.

Tunel bajo el río Elba en el puerto de Hamburgo. R Puig
Tunel bajo el río Elba en el puerto de Hamburgo. R Puig

En la zona llamada Spriechstadt, los antiguos almacenes, que eran inmensos edificios de ladrillo al borde de los canales con más de siete pisos de altura han sido reconvertidos en instalaciones recreativas, culturales, teatros y restaurantes pero guardando todo el sabor. Es precioso. A continuación hay una zona moderna donde los apartamentos de lujo comparten espacio con la moderna filarmónica que será inaugurada en 2017 y que pese a ser fea por fuera parece impactante en las fotos del interior. La famosa Chilehaus, un edificio expresionista de ladrillo negro en terrazas, completa la visita de esa zona.

Canal en el puerto de Hamburgo
Canal en el puerto de Hamburgo

La siguiente etapa de nuestro viaje fue Rostock. En un cómodo viaje en tren no dirigimos a conocer otra ciudad hanseática.

Plaza del Ayuntamiento de Rostock
Plaza del Ayuntamiento de Rostock

También es una bonita ciudad, con edificios reconstruidos y algunas joyas góticas y renacentistas de ladrillo, para seguir con la tónica, como todos viajaban a Lubeck, copiaban el estilo constructivo en la catedral, casas de comerciantes, el palacio de Justicia, puertas y algunos tramos de la muralla y torres medievales con escudos bien conservadas. La preciosa plaza del ayuntamiento, con sus típicas casas holandesas y las vistas del ábside de la catedral tiene mucho encanto. Aunque pequeña es muy agradable.

Tras tanta visita cultural, nos tomamos el domingo libre y fuimos en otro pequeño desplazamiento en tren de cercanías a la playa de Warnemunde, una amplia playa de arena blanca en pleno Báltico donde paseamos y tomamos el aire marino.

Puerto de Warnemunde Rostock
Puerto de Warnemunde Rostock

Un pequeño puerto lleno de restaurantes, atracciones para los turistas y ver la salida de los grandes ferries nos dieron un descanso y relax en tan denso viaje.

Gracias por tu visita y se agradecen tus comentarios. Puedes suscribirte al blog, pulsando el botón “seguir” que aparece en la columna de la derecha, indicando tu dirección de correo electrónico.

Referencias:

Foto túnel bajo el Elba

Anuncios

4 comentarios en “Rostock y Hamburgo, el gran puerto de Alemania

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s