Séptimo Aniversario del terremoto de Haití

En estos días, aunque con menor intensidad, Haití vuelve a la palestra, y a ser foco informativo con motivo del séptimo aniversario del devastador terremoto de más de 7 grados en la Escala de Richter, ocurrido el 12 de enero de 2010 y cuyo epicentro se situó a apenas 15 kilómetros de su capital Puerto Príncipe.

Haití, país más pobre de América

Este seísmo, fue el más fuerte registrado en la zona desde 1770 y percibido en países cercanos como la República Dominicana, Cuba y Jamaica.

Los efectos causados sobre este país, el más pobre del continente americano, fueron devastadores. Los cuerpos recuperados a fecha de 25 de enero de 2010 superaban los 150.000, calculándose que el número de muertos excedería los 200.000. Los datos definitivos de los afectados fueron dados a conocer por el primer ministro haitiano Jean-Max Bellerive en el primer aniversario del seísmo, el 12 de enero de 2011, conociéndose que habían fallecido 316.000 personas, 350.000 más quedaron heridas, y más de 1,5 millones de personas se quedaron sin hogar, con lo cual, es una de las catástrofes humanas más graves de la historia

Consecuencias del terremoto de Haití
Consecuencias del terremoto de Haití

Según los Informes de Desarrollo Humano del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) de 2010  y 2014 , respectivamente, debemos recordar que en 2010, Haití ocupaba el puesto 145, sobre un total de 169 países, en la clasificación del Índice de Desarrollo Humano, formando parte del grupo de países con Desarrollo Humano Bajo. Estaba situado entre Senegal y Angola.

En 2014, Haití cayó hasta el puesto 168, sobre un total de 187 países, situándose entre Togo y Afganistán.

Algunos datos significativos registrados en 2010 son:

Elaboración propia
Elaboración propia

Con aquellos indicadores y realidad, no es de extrañar las gravísimas consecuencias de ese terremoto.

Seguro que la mayoría, aún tenemos en la retina la imagen del Palacio Presidencial parcialmente destruido en Puerto Príncipe, que sirve como metáfora de la destrucción de una parte importante del país.

Peacekeeping - MINUSTAH

Una catástrofe natural como lo es un terremoto, un ciclón, un huracán, etc. no tiene las mismas consecuencias dependiendo del lugar dónde ocurra, ni afecta por igual a toda la población y esto tiene que ver con el grado de desarrollo de esa sociedad, con sus capacidades, con su vulnerabilidad, términos que según el Diccionario de Acción Humanitaria y Cooperación al Desarrollo de la Universidad del País Vasco y Hegoa  se definen como:

  • Capacidad son las opciones que una persona puede elegir de cara a realizar acciones o alcanzar estados de existencia con los que conseguir el bienestar o afrontar un desastre.
  • Desastre es una “grave perturbación del funcionamiento de la sociedad, que causa amplias pérdidas humanas, materiales o medioambientales, que exceden la capacidad de la sociedad afectada para afrontarla utilizando sólo sus propios recursos” (UNDHA, 1993:21). Esta perturbación suele estar concentrada en el tiempo y el espacio. El desastre se produce como consecuencia de un proceso de crisis que es desencadenado por una catástrofe, al actuar sobre una determinada situación de vulnerabilidad preexistente, cuando la comunidad o sectores afectados no disponen de las capacidades necesarias para ejecutar las estrategias de afrontamiento con las que resistir a tal proceso. De esta forma, la interrelación entre tales factores se podría expresar con la siguiente fórmula:
  • Desastre = vulnerabilidad + catástrofe
  • Vulnerabilidad es el nivel de riesgo que afronta una familia o individuo a perder la vida, sus bienes y propiedades, y su sistema de sustento (esto es, sus medios de vida) ante una posible catástrofe. Dicho nivel guarda también correspondencia con el grado de dificultad para recuperarse después de tal catástrofe (Pérez de Armiño, 1999:11).
  • El actual concepto de Desarrollo se sitúa en la preocupación por la erradicación de la pobreza o, en un sentido más amplio, el desarrollo social, y la especial atención a las personas como destinatarios principales de los beneficios del desarrollo, pueden señalarse como las principales características y novedades que comparten las conclusiones de sucesivas conferencias internacionales.

La respuesta internacional no se hizo esperar, aunque es verdad que por parte de los estados hubo más anuncios de contribuciones económicas, de las que realmente se produjeron o materializaron.

En España la respuesta por parte de las ONG fue inmediata gracias a cientos de miles de aportaciones de las donaciones de particulares, empresas, fundaciones y administraciones y en muchos casos las intervenciones han tenido en cuenta el Enfoque Basado en Derechos Humanos (EBDH) como piedra angular de sus respectivas estrategias de intervención de cooperación, lo que se traduce en el refuerzo de sus aportaciones priorizando:

  • Sobre las personas y ciudadanía en general afectada por la catástrofe, que son la razón de ser de la cooperación y a los que deben ir dirigidas las actuaciones. El EBDH contribuye a situarlos en el centro de las intervenciones, como protagonistas que deben tomar sus decisiones y dotar de contenido sus derechos.
  • Sobre las políticas y planes de desarrollo de los países en los que se llevan a cabo actuaciones. Normalmente éstas se llevan a cabo a través de la organización nacional contraparte que es la que debe tener interlocución con las instituciones nacionales.

A título de ejemplo, quiero destacar el trabajo y la labor efectuada por Cruz Roja Española en Haití, con el despliegue de personal nacional e internacional para poder hacer llegar acción humanitaria desde el primer momento como la distribución de agua potable, saneamiento y promoción de higiene en los campos de desplazados en Puerto Príncipe.

Durante los días posteriores al terremoto, Cruz Roja comenzó a trabajar para proveer agua potable y saneamiento, letrinas y otras pequeñas infraestructuras a 22 campos de desplazados, llegando a cubrir las necesidades de más de 100.000 personas. A día de hoy, se continúa trabajando para que la población tenga acceso regular al agua potable.

Tras la catástrofe, y habiendo dado respuesta a las necesidades más urgentes, se han desarrollado más de 60 proyectos englobados dentro de su Plan de Acción 2010 – 2015 en Haití, con los que se ha mejorado la situación de la población. Uno de estos proyectos se trata de la construcción de más de 4.400 alojamientos progresivos (viviendas) en 14 comunidades de Léogâne.

Por otro lado, se ha realizado la rehabilitación y construcción de distintas infraestructuras socia­les tales como centros de salud y escuelas en zonas muy vulnerables, y algunas de muy difícil acceso. En total, se han construido o rehabilitado un centro de salud y 10 escuelas en Léogâne y Jacmel y otras dos se finalizarán durante 2016.

La escuela “Lycée Anacaona”, inaugurada el 5 de diciembre de 2014 es una de ellas, y destaca por ser el único centro público de Educación Secundaria en todo Léogâne, dotado de 26 aulas con capacidad para un total de 2.600 alumnos. Además, se ha construido un centro de salud en Léogâne.

También, se ha trabajado en la recuperación de medios de vida como la agricul­tura o el apoyo a emprendedores para lograr el desarrollo económico y mejorar las capacidades productivas y de generación de ingresos de la población afectada por el terremoto, más de 10.000 personas han visto mejorados sus medios de vida gracias a este proyecto.

Otro de los proyectos está basado en la capacitación de las familias para que estén mejor preparadas ante futuras catástrofes. Este proyecto, realizado con el apoyo de ECHO (Oficina de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Comisión Europea), pretende empoderar a las comunidades para que sean capaces de actuar antes, durante y después de un desastre.

El Plan de Acción también contempla la formación en la prevención de enfermedades como el cólera a través de la Promoción de hábitos de higiene, proyecto que ha beneficiado a alrededor de 19.000 personas y que se extendió hasta el mes de noviembre de 2015.

Se sigue trabajando de cara al futuro con un convenio con la AECID para garantizar el acceso al agua y saneamiento en el sudeste del país.

Otro aspecto importante es el desarrollo y fortalecimiento de su contraparte con apoyos técnicos y materiales, la Cruz Roja Haitiana, que se ha consolidado en el país y que centra su actividad en tres pilares: donación de sangre, salud y preparación ante desastres.

Y como bien decía el gran Forges en sus viñetas “Pero no te olvides de Haití” y yo añado, ni de los refugiados, ni de Nepal, ni de Siria ni de otros tantos conflictos o situaciones humanitarias que requieren de una acción inmediata.

forges-haiti

Referencias:

Diccionario de Acción Humanitaria y Cooperación al Desarrollo de la Universidad del País Vasco y Hegoa

Enfoque Basado en Derechos Humanos

Los Derechos humanos y el desarrollo: hacia un camino compartido. Manuel Gómez-Galán

Terremoto Haití Wikipedia

Cruz Roja Española

Viñeta Forges

Anuncios

28 comentarios en “Séptimo Aniversario del terremoto de Haití

  1. Buenas tardes Fernando,

    Muy interesante el blog y muy detallado y actualizado.

    Yo, por mi parte, y a pesar de que acabe recurriendo a la parte crítica de todo, sigo sorprendiéndome cada día más de en una época en la que vivimos, tan socializada y avanzada como decimos que estamos, sigan existiendo barreras de múltiples índoles que frenen el desarrollo de situaciones como fue lo que ocurrió en Haití y que, a pesar de toda la ayuda mundial que recibieron y siguen recibiendo, su avance se vea frenado por este tipo de <> como es la corrupción que en la zona se da, me fascina que tras todos los millones de dólares enviados para su reconstrucción, actualmente y después de 6 años, tanta parte del terreno siga en las mismas condiciones…

    Pero, por otro lado y para concluir, me fascina más aún que los países no hayan perdido la fe ante tales hechos y continúen en procesos de ayuda humanitaria hacia las zonas devastadas, me ayuda personalmente a corroborar que aún no hemos perdido la fe en el ser humano y eso es lo que prima actualmente.

    Haití no será olvidado y su gente tampoco.

    Un saludo.

    Me gusta

    1. Marina,

      Muchas gracias por tu comentario y por tu reflexión.

      El debate sobre la corrupción sería amplio y sería universal. Ahora mismo en España, sin ir más lejos, cada día nos despertamos casi con un nuevo caso.

      Dicho esto, desde las organizaciones nacionales e internacionales debemos influir para que esto no ocurra ni se produzca y se elimine de las prácticas de cooperación.

      A mi, me parece muy grave, que en un momento determinado un país o una agencia de cooperación anuncie una contribución, para la “foto” y para su público y que después ese anuncio no se materialice o concrete en una transferencia económica o transferencia de personal cualificado.

      Saludos y lo dicho, muchas gracias por tu comentario.

      Fernando Cuevas

      Me gusta

  2. “Es lo único que los más de 10 millones de habitantes poseen aún, el privilegio de la luz. Los haitianos parecen saberlo y pintan el interior de sus casas de celeste; de verde nilo sus muebles; turquesa en sus ropas; de blanco sus iglesias. Sus peluquerías son anunciadas con pinturas murales. Los ataúdes blancos circulan en carruajes también blancos”. Este es un reportaje magnífico reportaje de el periódico Elpais.com con motivo del aniversario. http://elpais.com/elpais/2015/12/09/eps/1449674228_068069.html

    ¿sabias que para los haitianos los muertos nunca mueren?, por tanto los vivos no están realmente vivos. Resulta tan poético como confuso. Las mayoria de sus tradiciones viene de la cultura africana, a causa de la exclavitud de la mayoría de la población. Su misterio, misticismo y vudú resultan poético a la vez que conmovedor.

    Cuando tu alrededor se destruye, solo queda fe, ya sea fe en una doctrina, en ti mismo, en el futuro.

    Paula Parra

    Me gusta

  3. Hola Fernando,

    Qué fuerte! Gracias para compartir la información sobre Haite. Aunque he oido algo sobre Haite hace unos años este blog me ayudó recordar todo que habia pasado.

    Me parece tan fuerte que a parte del desarrollo en países como España, Inglaterra, Australia etc, hay retiro entre la gente en estos países y que lo pasa en otros países. Por ejemplo, aunque habia escrito que la cruz roja de España ayudó a la gente de Haite mucho después el terremoto se golpeó a Haite, todavía pienso que podemos hacer más para ayudar a los países subdesarrollados.

    Cuando estaba leyendo el blog, empecé a pensar sobre el terremoto en Nepal. Eso terremoto también fue funesto y mucha gente se murieron. Me siento mal por los países sin mucho desarrollo que tienen que reconstruir todo después algo como un terremoto o ciclón. Como has hecho aquí en el blog, me parece genial que hay gente en nuestros países que esta compartiendo la información y continuando las conversaciones sobre el mundo y lo que está suciendo en todos los países y no solo en nuestro. #TSyCD

    (Disculpame si mi Español no es muy bien, espero que me puedes entender!)

    Gracias de nuevo por el blog que era muy interestante,

    Saludos,
    Amber

    Me gusta

    1. Amber,

      Muchas gracias por tus comentarios y reflexiones.
      Es verdad que pequeñas aportaciones como el post de este blog ayudan a recordar, a reflexionar y a poder valorar lo que se haya podido hacer bien o mal y sacar conclusiones, respecto a la respuesta a ese devastador terremoto.

      Lo cierto es que a veces las “malas prácticas” se repiten con ocasión de otros terribles desastres naturales como ha sido hace casi un año el terremo en Nepal.

      Saludos,

      Fernando Cuevas

      Me gusta

  4. Fernando,

    Te agradezco toda la documentación proporcionado. A pesar de la existencia de tantos desastres, cada uno es único y puedo recordar bien el momento en que todo ocurrió… pero una cosa es recordar lo que se vio en las noticias y las informaciones que llegaban y otra muy distinta es vivirlo y seguir luchando para seguir adelante.

    Todos los desastres y sucesos que ocurren en el mundo nos enseñan también la otra cara de la moneda que, aunque se note menos, es de lo más valioso y sin ella no sabemos que habría sido del mundo. Se trata de las personas que creen en el cambio, que luchan a pesar de las dificultades, tanto los que pueden materialmente, económicamente o gracias a sus formaciones y experiencias como los que sin tener nada no se rinden y son ejemplo para un mundo con tanta desigualdad.

    Gracias a Dios que las ayudas evolucionan y no se trata ya solo de voluntariado, sino que como explicas en el artículo, se trata de empoderar a la persona, de que sea ella misma promotora y creadora de su futuro a partir de unas herramientas facilitadas. Las victimas que han perdido ya bastante no merecen perder más, el mundo debería volcarse ante tales catástrofes y de manera cada vez más profesional. En este mundo tan imprevisible no se puede asegurar el día de mañana, pero sí se puede intentar vivir y luchar en un presente que no ignora la existencia de un futuro en el que cada granito de arena cuenta. #TSyCD

    Un saludo,

    Adriana

    Me gusta

  5. Sin querer minimizar los resultados obtenidos por las actuaciones que sobre el terreno se han realizado por diferentes organizaciones, como Cruz Roja, me parece imprescindible a la hora de buscar cambios reales, subrayar aspectos tan llamativos como que sólo el 20% de las ayudas han llegado de forma efectiva, también las miles de muertes que el cólera está produciendo por no poder abarcar todas las necesidades de primer nivel que se producen… Por lo que, aunque hayan pasado seis años ¡NO HAY QUE OLVIDARSE DE HAITÍ! y seguir trabajando como hasta ahora e incluso mejor. Este desastre debería ayudarnos también a mejorar nuestra actuación en estos casos para conseguir más eficacia.
    Os dejo la canción que hicieron para recaudar fondos para Haití. A mi me encanta.

    Me gusta

  6. Felicitar a la Cruz Roja por compartir su conocimiento y seguir mejorando en su práctica profesional para poder dar respuesta de forma adecuada a estos grandes desastres y emergencias humanitarias inesperadas. También a Fernando por la información y por recordarnos que Haití sigue necesitando ayuda.
    Es necesario tener en cuenta la degradación ambiental que sufre el país y sería muy interesante contar con el conocimiento de expertos medioambientales que ayuden a impulsar acciones para la recuperación del ecosistema haitiano y que favorezcan unas líneas de desarrollo económico que tengan como valores la sostenibilidad y el respeto por el medio ambiente.

    Saludos,
    Lucía

    Le gusta a 1 persona

  7. Gracias Fernando por la información.
    Haití, como has dicho antes, es el país más pobre del continente americano, y bajo mi opinión personal, estoy casi segura que antes de que ocurriera este desastre, gran parte de la población mundial no eran conscientes de la situación en la que el país se encontraba. Es fundamental está informado de lo que pasa en aquellos países que por desgracia están en condiciones precarias. Pues por lo que hemos podido ver en tu blog, aunque hayan pasado 6 años Haití sigue luchando por seguir adelante. No hay que olvidarse de este pequeño país ni de aquellos países que aunque no hayan sufrido terremotos y no hayan sido retransmitidos por todo el mundo también sufren de guerras, corrupcion, hambrunas…

    Le gusta a 1 persona

  8. Hola Fernando, la información me ha resultado muy interesante pero a la vez muy trágico.

    Es triste que por catástrofes naturales o conflictos bélicos nos acordemos de un país, pero tras tanta devastación y desolación nos queda solo el ayudar a reconstruir un población como si de un rompecabezas se tratara sin mirara el pasado y con único objetivo de mejorar el presente y el futuro.

    Tras el terremoto de Ecuador he podido comprobar en primera persona el dolor, la angustia y la incertidumbre que ocasionan estas catástrofes, pero también me he dado cuenta de la gran solidaridad que tiene el ser humano, que hasta quien no tiene aporta su granito de arena para reconstruir un país roto por la fuerza de la naturaleza.

    Le gusta a 1 persona

    1. Jeanneth,

      Muchas gracias por tus comentarios.

      Tienes toda la razón en lo que dices, y yo añadiría, que nuestro trabajo, nuestro cometido debería ser que los temas de desarrollo en el día a día en el medio y largo plazo estuvieran en la agenda permanentemente y no solo cuando acontece un desastre natural que ponga el foco en un país o en una zona determinada.

      Está bien la respuesta solidaria,pero está mejor la concienciación de las personas, administraciones, fundaciones y organizaciones en un apoyo sostenido en proyectos de medio y largo plazo.

      Saludos,

      Fernando Cuevas

      Me gusta

  9. Buenos días,
    cuando las catástrofes suceden en las localizaciones donde la población posee unas infraestructuras tan precarias, donde la población ya vive en unas situaciones de pobreza y marginación tan agravadas, un suceso de estas magnitudes es fácil que tome las dimensiones de Calamidad (def:Calamidad es aquella situación que se alarga en el tiempo, bien por reiteración o prolongación o por sus efectos derivados, como la sequía continuada, los efectos epidemiológicos de un virus residente.)
    Valiéndonos de la acepción de que se alarga en el tiempo por sus efectos derivados, y se prolongan sus consecuencias negativas que sufren los haitianos.

    Por ello que menos de un 20% de las ayudas internacionales prometidas se hayan materializado tristemente contribuye a transformar esta catástrofe en una calamidad.

    Un saludo. Cooperakaizen

    Me gusta

    1. Hola Cooperakaizen,

      Muchas gracias por tus comentarios y por tu aportación con este otro término al que podríamos añadir las variantes del desarrollo, vulnerabilidad, capacidad que iremos viendo poco a poco y próximamente.

      Saludos y muchas gracias.

      Fernando Cuevas

      Me gusta

  10. Todo acto que contribuya a no mantener los más vulnerables en el olvido, es Cooperación.
    Gracias por la calidad de la comunicación como contraparte a la desinformación, el silencio y la distancia que no dejan de ser, manifestaciones de la desigualdad.

    Me gusta

    1. Jimena,
      muchas gracias por tus comentarios y reflexión. Efectivamente este tipo de noticias suele desaparecer de la agenda mediática una vez que se supera la fecha clave del aniversario correspondiente.
      Saludos, Fernando

      Me gusta

  11. Para mí, los preguntas sobre la provisión de la ayuda responsable después de un desastre son muy interesantes. La obra de la Cruz Roja en Haití claramente intenta facilitar el desarrollo a largo plazo después de que han disminuido los efectos del desastre. Desafortunadamente, algunas organizaciones no tienen el mismo éxito. En particular, pienso sobre los efectos de los peacekeepers de las Naciones Unidas que introdujeron el cólera. Es un ejemplo grave de los riesgos cuando no hay atención suficiente a los métodos de intervención.

    Le gusta a 1 persona

    1. Margaret,

      Muchas gracias por tus comentarios.

      A veces, la llegada de la ayuda internacional trae como efectos otros factores ajenos a lo que está ocurriendo,pero que sin duda afectan a la calidad del trabajo y también pueden distraer recursos sanitarios, en unas zonas en las que éstos suelen ser escasos.

      Saludos y muchas gracias por tu aportación.

      Fernando

      Me gusta

  12. He disfrutado leyendo esta obra (con la ayuda de wordreference) y es un recordatorio serio de la escala del desastre en Haití en 2010, ademas de su vunerabilidad al desastre en este tiempo.
    Es interesante considerar el efecto de la atención internacional en el caso del desastre en Haiti y la naturaleza volátil de la conciencia relacionada en el resto del mundo (ademas de la ayuda internacional que la atención trae consigo). Me pregunto si el continuo trabajo en Haití está socavado por estos cambios en la conciencia y la atención de los donantes, debido al tiempo que ha pasado y los otros desastres mencionados en el artículo.
    Me interesaría saber cómo ha cambiado la situación en Haití en los últimos 7 años, de la situación de emergencia en 2010 a una planificación de desarrollo más sustancial y en el largo plazo, y qué efecto el cambio ha tenido en la atención internacional.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola B1grupo3,

      Muchas gracias por tus comentarios y reflexión.

      Te invito a que investigues / investiguemos sobre la evolución de los indicadores de los respectivos Informes de Desarrollo Humano y podamos tener una visión más amplia.

      Ciñéndome a tu cuestión concreta, es necesario aclarar que los fondos que se dedican es para la reparación total o parcial de los daños que provoca ese terremoto, pero no hay que olvidar que la situación de partida es mala en Haití, ya que ocupaba los últimos lugares en el Índice de Desarrollo Humano ya antes de ese terremoto.

      Saludos y muchas gracias,

      Fernando Cuevas

      Me gusta

  13. Hola Fernando,

    Creo que lo fundamental que podemos leer es cómo la cooperación al Desarrollo sigue siendo hoy muy necesaria. Si bien la ayuda humanitaria tras la catástrofe es esencial muchos países necesitan una cooperación más duradera y estable en el tiempo para poder prosperar como Haití. Tras una tragedia como el terremoto y la crisis que se desata inicialmente es fundamental seguir trabajando en terreno, reconstruyendo infraestructuras, formando a las personas para posibles nuevas catástrofes, promoviendo hábitos de higiene para evitar pandemias y enfermedades… trabajos que están realizando Cruz Roja y muchas otras asociaciones y personas.

    Hay muchas tragedias que como Haití se olvidan, muchos países que están en conflicto, padeciendo hambrunas, o en los que no se respetan los derechos humanos y no llenan las portadas de los periódicos… Debemos intentar que no caigan en el olvido y se siga trabajando en ellos y con ellos.

    Un saludo,
    Blanca

    Le gusta a 1 persona

    1. Blanca,

      Muchas gracias por tus comentarios y aportaciones.

      Creo que aciertas con tu planteamiento. No es solo la respuesta urgente o la acción humanitaria tras un fenómeno natural de importantísimas consecuencias, se trata de hacer que estas situaciones no se olviden, y del apoyo en el medio y largo plazo en proyectos de desarrollo y comunitarios que permitan superar las situaciones de vulnerabilidad y debilidad en las que se viven.

      Saludos y muchas gracias.

      Fernando

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s