Campo de Yarmouk (Siria)

Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, 19 de agosto ¿Qué es lo que más necesita el mundo?

Desde hace 10 años, cada 19 de agosto se conmemora el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, instituido por la Asamblea General de Naciones Unidas coincidiendo con el aniversario del ataque al cuartel general de la ONU en Bagdad ocurrido en el año 2003.

Este año, el lema elegido por Naciones Unidas es “El mundo necesita más…”
Para mayor información y detalles puedes pulsar este enlace.

Y si quieres participar activamente en la campaña y saber cómo funciona, puedes pulsa aquí.

Campo de Yarmouk (Siria)
Multitudes a la espera de recibir ayuda humanitaria distribuida por la Media Luna Roja en el Campo de Yarmouk (Siria)

Esta efeméride me lleva a pensar y reflexionar sobre mi experiencia como técnico y como Trabajador Social, en lo que se refiere a la Asistencia y Acción Humanitaria llevada a cabo tanto en el terreno como en la sede de la oficina de Cruz Roja Española, que es la organización para la que trabajo.

He tenido la oportunidad de vivir muy de cerca situaciones en las que resultaba necesario dar una respuesta de Acción Humanitaria, en Siria para lo refugiados palestinos; en los Balcanes con la desmembración de la antigua Yugoslavia para cientos de desplazados y refugiados en los países vecinos; en el antiguo Zaire, como país receptor de cientos de miles de refugiados procedentes de Ruanda tras el conflicto hutu – tutsi; en Angola, como consecuencia de la guerra civil librada tras su independencia de Portugal y hasta la década de los 90.

Agua, Aprovisionamiento-agua, water, water-suply, Kibumba, Ruanda, Rwanda
Lugar de aprovisionamiento de agua potable en el campo de Kibumba. Goma (Rep. Dem. Congo)

Al trabajar para una organización internacional, el trabajo con tu “contraparte”, es fundamental y en el ámbito de Cruz Roja, relativamente fácil a través de su extensa red en todo el mundo con las Sociedades Nacionales de Cruz Roja o Media Luna Roja.

En mi experiencia de casi dos años en Angola, basado en la ciudad de Benguela era el único expatriado para poder hacer llegar la ayuda humanitaria a tantos miles de desplazados internos. Esto no hubiera sido posible sin la presencia del personal angoleño, tanto voluntario como remunerado. Al personal del país, en Angola como en otros países en los que he tenido la oportunidad de trabajar se les tiende a llamar “personal local” con una cierta subestimación respecto al “personal expatriado” o “personal internacional”.

Angola y Benguela
Mapa de Angola. Benguela situada en la costa, a unos 500 kilómetros al sur de Luanda.

Sin en el trabajo del personal nacional angoleño no hubiera podido efectuar mi cometido y llegar a los lugares remotos del sur de Angola a los que hemos llegado o en ocasiones haberme hecho entender por no hablar lenguas como el umbundu o el kimbundu. Son ellos quienes conocen su propio país, a sus vecinos, sus costumbres, etc. y quienes nos ayudan a romper la distancia que puede haber entre un extranjero desconocido y quien es uno más entre iguales, otro angoleño con el resto de la comunidad

En estos contextos, todo el personal, sea nacional sea internacional, no está exento de riesgos, y en ocasiones este riesgo o las consecuencias de la inseguridad que en un momento determinado se pueda vivir, tiene muy distinta trascendencia si al que le ocurre el percance es personal nacional o si es personal expatriado.

Yo quiero rendir mi pequeño homenaje en esta entrada a Herculano Chipindi, conductor de la Cruz Roja de Angola en Benguela, fallecido en una emboscada en el trayecto entre Namibe y Benguela (por Bentiaba y Lucira) y a Francisco dos Santos Paiva Paiva, conductor también, herido de bala en esa misma emboscada.

Yo mismo podría estar conduciendo en ese momento el vehículo y ser la víctima, pero las circunstancias, el destino o la suerte no han querido que eso haya sido así.

En este Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, mi recuerdo  y mi reivindicación es para esos cientos de miles de personas anónimas que actúan y colaboran con personal que trabaja para organizaciones internacionales y que a diario se juegan la vida en tantos lugares como Gaza, en Siria, en la República Democrática del Congo por solo citar unos ejemplos.

¿Qué se entiende por Acción Humanitaria?

Según el Diccionario de Acción Humanitaria y Cooperación al Desarrollo se define como un conjunto diverso de acciones de ayuda a las víctimas de desastres (desencadenados por catástrofes naturales o por conflictos armados), orientadas a aliviar su sufrimiento, garantizar su subsistencia, proteger sus derechos fundamentales y defender su dignidad, así como, a veces, a frenar el proceso de desestructuración socioeconómica de la comunidad y prepararlos ante desastres naturales. Puede ser proporcionado por actores nacionales o internacionales. En este segundo caso tiene un carácter subsidiario respecto a la responsabilidad del Estado soberano de asistencia a su propia población, y en principio se realiza con su visto bueno y a petición suya, si bien en los 90 se abrió la puerta a obviar excepcionalmente estos requisitos.

La acción humanitaria encierra un contenido más amplio que el de la ayuda humanitaria. Incluye no sólo la provisión de bienes y servicios básicos para la subsistencia, sino también, sobre todo en contextos de conflicto, la protección de las víctimas y de sus derechos fundamentales mediante labores como la Defensa de los Derechos Humanos (advocacy), el testimonio, la denuncia, la presión política (lobby) y el acompañamiento.

Los antecedentes de la idea contemporánea de la acción humanitaria se producen como consecuencia y reacción tras la Batalla de Solferino (batalla franco – prusiana) en 1859 y tras la iniciativa del suizo Henry Dunant para la creación de una sociedad voluntaria de socorro y que los Estados ratificaran “un principio internacional convencional” garantizando la protección jurídica a los hospitales militares y al personal sanitario.

Posteriormente y a raíz de la iniciativa de Henry Dunant y en 1864 se creó el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y comenzó a conformarse el Derecho Internacional Humanitario (DIH).

Es precisamente el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en su conjunto el que promueve junto a otras organizaciones, el “Código de Conducta relativo al socorro en casos de desastre

Este Código define desastre como “acontecimientos extremos y aciagos que se cobran vidas humanas y provocan tanto gran sufrimiento y angustia como vasto perjuicio material”.

El Código contiene 10 puntos y 3 anexos.

Los puntos son:

1. Lo primero es el deber humanitario.
2. La ayuda prestada no está condicionada por la raza, el credo o la nacionalidad de los beneficiarios ni ninguna otra distinción de índole adversa. El orden de prioridad de la asistencia se establece únicamente en función de las necesidades.
3. La ayuda no se utilizará para favorecer una determinada opinión política o religiosa.
4. Nos empeñaremos en no actuar como instrumentos de política exterior gubernamental.
5. Respetaremos la cultura y las costumbres locales.
6. Trataremos de fomentar la capacidad para hacer frente a catástrofes utilizando las aptitudes y los medios disponibles a nivel local.
7. Se buscará la forma de hacer participar a los beneficiarios de programas en la administración de la ayuda de socorro.
8. La ayuda de socorro tendrá por finalidad satisfacer las necesidades básicas y, además, tratar de reducir en el futuro la vulnerabilidad ante los desastres.
9. Somos responsables ante aquellos a quienes tratamos de ayudar y ante las personas o las instituciones de las que aceptamos recursos.
10. En nuestras actividades de información, publicidad y propaganda, reconoceremos a las víctimas de desastres como seres humanos dignos y no como objetos que inspiran compasión.

Hay que reconocer la dificultad de cumplir absolutamente estos 10 puntos, pero a mi me gustaría hacer especial hincapié en el sexto y en el séptimo.

En el desarrollo del sexto punto se especifica: “Incluso en una situación de desastre, todas las personas y las comunidades poseen aptitudes a pesar de su vulnerabilidad. Siempre que sea posible, trataremos de fortalecer esos medios y aptitudes empleando a personal local, comprando materiales sobre el terreno y negociando con empresas nacionales.”

“Los ataques contra los trabajadores humanitarios aumentan. Basta ya. Los héroes humanitarios deben protegerse” #HumanitarianHeroes #WHD2014

“Attacks against humanitarians are on the rise. Enough is enough. #HumanitarianHeroes must be protected #WHD2014

Muchas gracias por tu atención y agradezco tu valoración y / o comentarios. Puedes suscribirte a este blog pulsando en el botón de la derecha “Seguir“.

Anuncios

23 comentarios en “Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, 19 de agosto ¿Qué es lo que más necesita el mundo?

  1. Me encantó este blog, y específicamente leyendo sobre que ha hecho en su vida. Esta semana he estado ocupada preparándome para el debate José Pignatelli Debating Tournament en Cantoblanco. La pregunta que nos presentaron fue ““Does Globalization really offer opportunities to reduce social and economic inequalities in our world today?” Obviamente la conexión entre Globalización y la Asistencia Humanitaria es muy fuerte y cuando me estaba preparando leí muchos artículos sobre desigualdad y la responsabilidad que la comunidad internacional tiene para de dar apoyo a otras comunidades o países. El Día Mundial de la Asistencia Humanitaria es imprescindible porque creo que el mundo necesita más conciencia. Si no sabemos sobre los problemas no podemos hacer nada, y por eso me gustaría enfatizar que pienso que es increíble el trabajo que ha hecho en su vida. El problema más grande, en mi opinion, es que la mayoría del mundo todavía son ignorantes ante los problemas mundiales, desde el medio ambiente hasta las violaciones de los derechos humanos. Cuando tenemos días dedicados a estos problemas como “El Día Mundial de la Asistencia Humanitaria” podemos crear conciencia. Es nuestro trabajo crear conciencia para lograr un cambio.

    Me gusta

    1. Jen,

      Muchas gracias por tus comentarios.
      Es verdad que es necesario el “Día Mundial de la Asistencia Humanitaria”, pero no es menos cierto, que ese día deberían ser todas las jornadas del año. Y todos los que estamos en este “mundillo” tenemos que hacerlo realidad y difundir esos valores y ponerlo en la agenda con todos los mecanismos de respuesta que lo rodean.

      Saludos,
      Fernando

      Me gusta

  2. Me alegro de que destaca a trabajadores de acción humanitarios esta semana. El trabajo duro de esta gente sólo se hace obvio hacia el público cuando hay un catástrofe o una crisis. La esfera de la acción humanitaria implica mucho más trabajo que es pensado, que también ocurre fuera del tiempo de la crisis. El artículo habla de los riesgos para el personal internacional durante unos conflictos/desastres y cómo ellos no son inmunes al daño. Para mí esto destaca la cuestión de ataques contra trabajadores humanitarios a pesar de la tutela de la ley. Sobre todo, durante los años 90 y los años 2000 hemos visto varios ataques contra trabajadores de acción humanitarios, por lo general para motivaciones políticas (por ejemplo, para negar la ayuda a cierta población). Esto nos recuerda que los trabajadores de acción humanitarios pueden ser percibidos como entidades políticas, más que organizaciones de ayuda neutras. Pueden ser vistos como un símbolo de poder Occidental y amenaza, sobre todo en el contexto del Oriente Medio.

    Saludos!

    Stephanie

    Me gusta

    1. Stephanie,

      Muchas gracias por tus aportaciones y comentarios.

      Es verdad que se menciona el riesgo para el personal expatriado, y no es menos cierto, que cualquier acción contra un expatriado va a tener una repercusión en los medios de comunicación que si ésta ocurriera contra personal nacional.

      Lo cierto es que sean nacionales o internacionales, la inseguridad y el riesgo sigue existiendo, incluso en los tiempos actuales y la tendencia indica que se cada vez más estos incidentes son más frecuentes y que las personas que trabajan en el desarrollo de la Acción Humanitaria son tomados como “rehenes” o moneda de cambio.

      Saludos,

      Fernando Cuevas

      Me gusta

  3. Hola,

    Quisiera, antes que nada, felicitar al profesor por escribir una entrada que nos ha hecho a todos entrar en sintonía ante un fenómeno que muchas veces pasa desapercibido, el de la labor humanitaria. Me parece increíble saber que existen/existimos personas con esta vocación que en tiempos en los que vivimos hoy en día se hace tan urgente.

    Por otro lado coincido con muchos de mis compañeros quienes rescatan el papel fundamental que tiene la gente de los pueblos o comunidades en este proceso de resiliencia y transformación.Esta parte me hace recordar a un autor que desde el ámbito educativo a mi me ha aportado muchísimo, sobre todo en este sentido, y es que él afirma que deben ser los mismos sujetos los autores de su propia transformación, que quien viene de afuera no es un “héroe” que va a salvar a la gente, como si fuera él quien tiene poderes mágicos que nadie más tiene y llega a reparar el mundo. De manera contraria, quien se ve inmerso en determinado contexto llega a aportar su visión, y a través de un proceso de reflexión, diálogo y acción, basado en el amor y el respeto a la dignidad humana, lleva a los sujetos a hacerse conscientes de su realidad y de sus posibilidades, para que entonces sean ellos quienes la transformen. Después, en un momento dado, quien interviene se retira y la comunidad se queda con un panorama distinto, mucho más fuerte, enriquecido, y digno para su propia vida. Este autor es Paulo Freire, autor de la pedagogía del oprimido, padre también de la pedagogía de la esperanza y de la libertad. Y les comparto esto porque como educólogo me hizo mucho sentido entender las cosas de esta manera, y creo que de cierta manera compartimos vocación con quienes se dedican al Trabajo Social.

    ¡Saludos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Paulina . Admiro a las personas que se dedican su vida a ayudar a otros . Es genial ver que tantas personas , organizaciones , grupos y países lanzan todo lo que tienen en sus manos cuando otros necesitan su ayuda. Me gusta tu ejemplo, con Paulo Freire . Es un pensamiento muy hermoso .
      ¿Qué es lo que más necesita el mundo ? Entre otros, las personas que han recibido la vocación que describes.
      Saludos de Anne

      Me gusta

  4. Las víctimas de desastres debidos a catástrofes naturales o por conflictos armados se encuentran en una situación de alta vulnerabilidad donde cualquier ayuda puede asegurar la sobrevivencia. En situaciones tan precarias los trabajadores humanitarios están en una posición de mucho poder. Al tener tanto poder veo la importancia del punto numero dos del “Código de Conducta relativo al socorro en casos de desastre,” que asegura contra la discriminación basada en factores como la raza, el credo o la nacionalidad. Supongo que la mayoría del personal expatriado o internacional que participa en la acción humanitaria tiene motivos puros, ya que dejan sus casas relativamente seguras y se inserten en un desastre donde hay nuevos peligros y riesgos. También me gustaría pensar que el personal local que se involucra no participa solo para discriminar contra un grupo y establecer su desventaja incluso en una situación desesperante. A pesar de esto, me pregunto: ¿cómo se puede asegurar que el personal participante respeta al Código? Supongo que el otro personal presente podría mantenerlos en cuenta, pero si te encontraras en una situación de alta precariedad donde te faltaban recursos y sospechabas que un colega estaba discriminando contra un grupo, ¿qué harías? Se podría balancear los beneficios de su contribución contra las desventajas y hacer una decisión basada en esto, pero tampoco deja muy clara la situación. Creo que cuando estés enfrentado con un desastre se aprecie cualquier aportación buena que ayude a aliviar un poco la situación. Mis refecciones sobre estas cuestiones me hacen reconocer y apresar las dificultades asociadas con el trabajo llevado a cabo por los participantes en una acción humanitaria.

    Le gusta a 1 persona

    1. Isabella,

      Muchas gracias por tus reflexiones y por tus preguntas que sin duda reavivarán el debate entre otros participantes.

      Creo que se debe hacer énfasis en la formación, conocimiento, divulgación, comprensión y aplicación del Código de Conducta por parte de todas las personas que vayan a intervenir en una situación de Acción Humanitaria.

      Saludos,

      Fernando

      Me gusta

  5. No se puede dejar a nadie atrás, así que esta entrada me pareció perfecta, ya que es una manera de dar a conocer al mundo lo importante que es ayudar a personas en necesidad. Así como lo explica el blog, no se pudieran lograr muchas metas sino hubiese un personal local, personal expatriado y personal internacional. El personal local tiene uno de los papeles más importantes cuando hay. Muchas personas afectadas por conflictos o desastres naturales, no confían en “extranjeros” sea por miedo, timidez o sencillamente porque no son su propia gente, así el personal local es el que tiene que romper esas barreras. Aun así, cada persona puede hacer un diferencia en el mundo.

    Es impresionante como casi siempre las personas piensan que los “héroes” son personas famosas o con dinero, pero no siempre piensan que los héroes están entre ellos mismos. No se necesita ser famoso o tener dinero para ayudar a alguien en necesidad y a veces es bueno recordarle a las personas que la mínima ayuda puede salvar vidas. El Día Mundial de la Asistencia Humanitaria me parece que es un día genial, ya que es en este día se le rinde homenaje a las personas que día a día arriesgan sus vidas para proteger la salud de las personas afectadas por situaciones de emergencia, causadas ya sea por conflictos o por desastres naturales

    Me gusta

    1. Cindy,

      Creo que tienes toda la razón y efectivamente trabajar con una “contraparte nacional” nos permite a través de su personal más experto, llegar más y mejor a dónde hay necesidades.

      Yo creo que nosotros, debemos hacer del Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, todos los días del año en nuestros respectivos entornos, para destacar este trabajo tan necesario e imprescindible, pero que en muchas ocasiones, solamente es “visible” en los días o semanas posteriores a que ocurra el evento.

      Saludos, Fernando Cuevas

      Me gusta

  6. La acción humanitaria es muy importante para la integridad de la humanidad, pero es muy complicada y peligrosa. Pienso que es muy importante que los estados reconozcan que tienen una obligación a sus poblaciones. Tienen la obligación de proteger el bienestar de las vidas de la gente, la seguridad de la gente y el acceso a oportunidades. Al menos, tienen una obligación de mantener los derechos básicos de la gente. Cuando un estado no realiza su obligación, tiene que intervenir la comunidad internacional y tomar acción para ayudar a la gente. Especialmente en tiempos de crisis o desastre, la intervención de la comunidad internacional es muy importante. La recuperación no puede ser realizada sin la ayuda de actores internacionales. Finalmente, también no se puede olvidar que una cooperación entre los actores internacionales, los actores locales y nativos del país es la cosa más importante. Como se explica en el blog, los actores locales conocen la cultura y las costumbres de la población. La gente necesita querer ayuda y los actores internacionales necesitan prestar atención a la vida local.

    Me gusta

    1. Claire,

      Muchas gracias por tu comentario. Efectivamente el ejercicio de la acción humanitaria a través del personal nacional o del personal internacional tiene sus riesgos, y son elementos con los que hay que contar y tener muy en cuenta.
      Además de lo que tu comentas, los actores nacionales también conocen el idioma y en la mayor parte de los casos está más y mejor inmunizado de enfermedades endémicas en la zona o en el país.

      Saludos y muchas gracias.

      Fernando

      Me gusta

  7. Este post destaca la importancia de pensar en la ética de acción humanitaria. La idea de ayudar los vulnerables del mundo es muy atractiva en el mundo occidental: pienso que muchas personas (como yo) tiene en los mentes un imagen de un voluntario heroico dando comida a niños hambres. Sin embargo, la realidad de asistencia humanitaria en lugares en crisis es mucho más complicado y peligroso. Involucrar la gente local en proyectos humanitarios es, para mí, lo mas importante: el personal nacional no son víctimas y no merecen piedad, sino un papel en ayudar a su propio comunidad. Además de hacer más fácil comunicación y entendimiento transcultural, puede desarrollar la capacidad local a responder a sus propios necesidades en el largo plazo, promover un sentido de propiedad local de los esfuerzos humanitarios, y evitar el resentimiento de interferencia internacional. A veces, este resentimiento de un percibido ‘neocolonialismo’ de los grupos humanitarios puede llevar a ser tragedias como los ataques terroristas en gente voluntario, aunque por supuesto estos ataques a menudo son al azar.

    Me gusta

    1. Lucy, muchas gracias por tu comentario.

      Efectivamente de lo que se trata es de destacar el respeto hacia las poblaciones y comunidades con las que trabajamos y una de las herramientas que regula y marca las pautas aceptadas por la mayoría de las organizaciones internacionales es el Código de Conducta relativo al socorro en casos de desastre, que los trabajadores/as humanitarios tenemos el deber de conocer y aplicar.

      Saludos, Fernando

      Me gusta

    2. Lucy,
      Estoy de acuerdo con todos los puntos que haz mencionado, pero en particular la idea de que la acción humanitaria es mucho más que el simple acto de echar una mano para ayudar a otra persona. Sino que se trata de construir una comunidad de colaboradores con potencia y fuerza para poder proporcionar las necesidades básicas y además ofrecer la protección de sus derechos fundamentales. En realidad, se necesita un grupo de voluntarios y locales con potencia para poder ayudar a una causa más grande de lo que parece. Por eso me encanta que el Profesor Cuevas haya compartido un poco sobre sus experiencias increíbles del trabajo que hizo en Angola. Ya que nos inspira a hacer grandes trabajos con la esperanza de ayudar a otros en una esquema mayor.

      Me gusta

      1. Deyanira,

        Muchas gracias por tus comentarios y reflexiones.
        Completamente de acuerdo contigo, y además enfatizaría, que se necesitan voluntarios, pero también profesionales perfectamente capacitados que puedan intervenir directamente en sus comunidades y “empoderarlas”.

        Saludos,

        Fernando

        Me gusta

  8. ¡Qué importante es visibilizar la Asistencia Humanitaria! para que entendamos que no es algo que surge solo ni está establecido automáticamente sino que requiere mucho trabajo ante cada nueva situación y volver a organizar todo, casi empezar de cero ante cada emergencia….aunque afortunadamente aprovechando las lecciones aprendidas para trabajar cada vez mejor y de forma más profesionalizada. La buena voluntad es necesaria pero no suficiente, todo ha de estar bien pensado y organizado desde el inicio . Gracias por compartirle

    Me gusta

  9. Lo que cuentas aquí hace poner” la piel de gallina” y más cuando compartimos una profesión tan vocacional como Trabajo Social, sin quitar mérito a las demás, claro está. Yo soy voluntaria de Cruz Roja y aunque colaboro con el banco de alimentos atendiendo a personas que lo están pasando realmente mal aquí, también me he planteado intervenir en el extranjero…
    Me parece muy acertada la citación que haces sobre el punto 6 del “Código de Conducta relativo al socorro en casos de desastre”, opino que las aptitudes de las personas frente a una situación de vulnerabilidad siempre se han de priorizar en vez de centrarnos únicamente en el problema. Las personas tenemos esa capacidad de resiliencia que espera salir a la luz en esas situaciones tan difíciles y ahí podemos hacer mucho.
    L@ trabajadores/as humanitarios, independientemente de su profesión, me parecen auténticos héroes invisibilizados muchas veces y es justo rendirles homenaje.

    Un artículo para reflexionar, muy bueno!

    Un saludo

    Me gusta

    1. Muchas gracias por tu comentario y aportación.
      Desde luego te animo a que puedas participar en alguna de las misiones internacionales. ¡¡Merece la pena!! y el perfil de Trabajador/a Social es muy apto para los cometidos que normalmente tenemos que desempeñar los cooperantes.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s